Alarma «injustificada» tras la retirada de varios lotes de un fármaco contra la hipertensión

Una farmacéutica recoge un medicamento que contiene valsartán. /El Correo
Una farmacéutica recoge un medicamento que contiene valsartán. / El Correo

Médicos y farmacéuticos insisten en que el valsartán «no es un fármaco dañino, sino que se ha detectado una partida contaminada»

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

Una cadena de errores, que tuvo su origen en un comunicado distribuido el jueves por la tarde por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha generado en los últimos días una «alarma irracional» en torno a uno de los fármacos de uso más común contra la hipertensión, el valsartán. Médicos y farmacéuticos llamaron ayer a la tranquilidad de los pacientes, porque el producto puesto en cuestión sigue siendo igual de válido y eficaz que lo era hasta el miércoles. Su seguridad está «completamente» avalada, tanto como sus buenos resultados para el tratamiento de personas con hipertensión e insuficiencia cardiaca.

«No se trata de un medicamento dañino, sino de una partida contaminada que, además, se ha detectado a tiempo. Tenemos que alegrarnos de que los sistemas de alerta han funcionado bien», recalcaron especialistas sanitarios consultados por EL CORREO. Aunque se tenga en casa una caja del lote defectuoso y se consumiera no una pastilla, sino el envase entero, no pasaría nada. No existe evidencia científica de que el agente contaminante de esta partida sea dañino en humanos –sólo en animales–; y menos en cantidades «tan ínfimas» como las que contienen los envases de la partida afectada, «apenas trazas», según coincidieron el director del Colegio de Farmacéuticos de Bizkaia, Juan del Arco;y el cardiólogo de IMQ Mateo Calvo.

Valsartán es el principio activo de un medicamento clave en el tratamiento de la hipertensión. Lo fabrica un laboratorio de China, siguiendo las directrices que le marca la UE, y lo distribuye entre empresas de genéricos, que se ocupan de su presentación y distribución.

Fallo de origen

¿Qué ha ocurrido estos días? El comunicado de la AEMPS informó de que se había «detectado la aparición de una impureza probablemente carcinogénica en determinados medicamentos que contienen valsartán», pero no concretaba que se trataba de «algún lote». «Primer error», según reconoce Juan del Arco. Para mayor intranquilidad de los pacientes, añadía una invitación a «acudir al médico» si se estaba utilizando alguno de estos fármacos.

Como consecuencia, las consultas se llenaron desde el viernes de pacientes razonablemente inquietos. En España, unas 400.000 personas están en terapia con alguno de los cientos de medicamentos contra la hipertensión o combinados con diuréticos que contienen valsartán

Ayer se supo que ni siquiera era necesario que acudieran a su médico, según reconoció el Ministerio de Sanidad, tras reunirse con el Consejo General de Colegios Farmacéuticos y llegar a un acuerdo para resolver el embrollo. Hubiera bastado con informarse en su farmacia habitual. Los expertos aseguran que «una barbacoa mal hecha» puede resultar más carcinógena que la toma de un envase de valsartán. «Pueden estar tranquilos, pero si no lo están, que acudan a su farmacia. Si tienen un envase defectuoso, se lo cambiarán», resumió Del Arco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos