Proponen recuperar para la sanidad pública a los médicos que no lograron una plaza MIR

TERRY BASTERRA

El problema de falta de relevo generacional al que se enfrenta el conjunto del Sistema Nacional de Salud tiene solución. Así lo ven en el Colegio de Médicos de Bizkaia. Pero para ello es necesario que el Ministerio de Sanidad realice varios cambios. Por un lado, debe ampliar de forma importante el número de plazas MIR que convoca cada año. Y no solo hasta igualar las plazas de médicos que se van a jubilar, sino ir más allá, «porque se necesitan más» galenos de los que hay en la actualidad trabajando en la sanidad pública.

El otro paso que debe dar la Administración central, según el Colegio, es aprovechar esa gran bolsa de médicos que se aprobaron el examen del MIR pero no lograron una de las plazas en juego. En 2018, por ejemplo, fueron 4.779 los facultativos, cerca de 200 de ellos vascos, los que se vieron en esta situación de no poder acceder a trabajar en el sistema público de salud.

«Son profesionales a los que hay que darles la oportunidad de acceder a cubrir las plazas que se precisan en la pública. Se puede además identificar dónde hacen más falta esos médicos y formarles para que sean pediatras, médicos de familia, anestesistas o lo que necesite. Es una bolsa de médicos que tenemos que aprovechar y a los que podemos tener formados en los cuatro años que dura la residencia. Se trata de identificar las carencias y planificar cómo solucionarlas porque médicos tenemos de donde tirar. Pero la iniciativa la tiene que tomar el Ministerio», indica Cosme Naveda, presidente del Colegio de Médicos de Bizkaia.