El pronóstico para esta Semana Santa está marcado por la incertidumbre

Habrá probabilidad de precipitaciones durante los próximos días./Pankra Nieto
Habrá probabilidad de precipitaciones durante los próximos días. / Pankra Nieto

Euskalmet indica que hay dos escenarios posibles: tiempo inestable, húmedo y fresco, o algo más estable, con menos nubosidad y menor probabilidad de que se produzcan precipitaciones

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

Atreverse a dar un pronóstico certero sobre el tiempo que va a hacer esta Semana Santa en Euskadi es bastante osado. Incluso después del Domingo de Ramos. La Agencia Vasca de Meteorología avisa de que la incertidumbre será la gran protagonista.

¿Pasará esta Semana Santa en Euskadi? Pues debe saber que la meteorología estará marcada por la inminente llegada de una bolsa de aire frío en altura, también conocida como gota fría. Aunque sin poder entrar en grandes detalles, Euskalmet ha anunciado el tiempo que se espera para los próximos días.

Este lunes la entrada de un frente es la culpable de un giro brusco del viento de oeste-noroeste, con rachas entre fuertes y muy fuertes que han provocado un descenso notable de la temperatura. Estaba bajada del mercurio está siendo más acusada en el litoral donde ha perdido entre ocho y diez grados en tan solo una hora. La galerna también ha dejado chubascos de carácter tormentodo que podrían ser localmente fuertes e ir acompañados de granizo.

Para este martes se esperan también algunos chubascos de madrugada, sobre todo en el este de Euskadi. Eso sí, por la mañana cesarán las precipitaciones y disminuirá la nubosidad. Pero que nadie se desprenda de la ropa de abrigo porque las temperaturas descenderán de forma significativa respecto al lunes. Con valores que se situarán por debajo de los 18 grados.

El miércoles hará mejor tiempo. Estará marcado por la entrada de viento de componente sur, que provocará de nuevo un notable ascenso de las temperaturas diurnas, especialmente en la vertiente cantábrica. Aunque por la tarde-noche vuelva a aumentar la nubosidad, el día amanecerá con un agradable ambiente soleado.

La mencionada incertidumbre llegará el Jueves Santo. Llegará una bolsa de aire frío en altura, la gota fría. El tiempo variará en función de la trayectoria que adopte en su recorrido por la Península Ibérica. Hay dos escenarios posibles. El primer estaría caracterizado por el tiempo inestable y húmedo, con abundante nubosidad y temperaturas diurnas que oscilarían entre los 14 y los 18 grados. La otra posibilidad es que la inestabilidad sea menor y las precipitaciones, menos probables.