Peces en mitad de la calle en Miranda de Ebro

Un hombre recoge uno de los ejemplares. / Atlas

La crecida del río no solo ha dejado agua y barro en la ciudad burgalesa, también ha arrastrado a varios ejemplares

EL CORREO

El temporal de lluvia que ha azotado el norte de la península también ha dejado estampas curiosas. Una de ellas se ha producido hoy en Miranda de Ebro. El río se ha desbordado y además de provocar numerosos daños, ha permitido a algunos vecinos pescar a la puerta de su casa. El movimiento de aguas ha arrastrado a varios ejemplares que nadaban en medio de la calzada por el agua turbia. Algunos avispados no han perdido la oportunidad de sacar tajada.