Nace 'Bebé Sussex', el hijo de Enrique y Meghan

Enrique de Inglaterra y Meghan Markle han llevado todo lo referente a su hijo con al máxima discreción./AFP
Enrique de Inglaterra y Meghan Markle han llevado todo lo referente a su hijo con al máxima discreción. / AFP

La madre del niño, séptimo en la línea de sucesión, habría dado a luz en el domicilio de la pareja, una villa cerca del castillo de Windsor

ÍÑIGO GURRUCHAGALondres

Bajo el signo de Tauro, el más viejo del Zodiaco, el varón 'Bebé Sussex', bautizado así por los medios británicos a la espera del nombre que elijan sus padres, Enrique y Meghan, nació ayer a las 5.26 horas en Reino Unido, una más en España. Pesó 3.2 kilos -7 libras y 3 onzas, según el anuncio oficial, en medidas imperiales-, y madre e hijo se encuentran bien, en la vivienda de los duques, donde habría tenido lugar el alumbramiento.

El padre, que asistió al parto, compareció ante las cámaras por la tarde de un día festivo en Reino Unido. Describió el nacimiento como «la experiencia más extraordinaria que hubiese imaginado». «Me asombra que las mujeres puedan hacer esto. Estamos los dos encantados y muy agradecidos por el amor y el apoyo de todo el mundo», añadió. «Estoy tan enormemente orgulloso de mi mujer... Como dirían todos los padres, tu hijo es absolutamente asombroso, pero esta cosita está de morirse, o sea que estoy la mar de contento», dijo antes de regresar a Frogmore Cottage, la residencia de los duques de Sussex. La madre de Meghan, Doria Ragland, que reside ahora en Londres, acompañaba a su hija cuando Enrique habló a los medios.

El nacimiento del bebé, que será presentado en público mañana y posiblemente ya con nombre, ha despertado una gran expectación a pesar de que su posición en la línea sucesoria del trono, la séptima, no tiene gran relevancia para la institución monárquica. Pero Enrique y Meghan son celebridades mundiales.

Anunció del nacimiento a las puertas del castillo de Windsor.
Anunció del nacimiento a las puertas del castillo de Windsor. / AFP

El Palacio de Buckingham, sede oficial de la corona, emitió un comunicado confirmando que la reina Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo, están «encantados» con la noticia. Especificaba también las personas a las que se había notificado la buena nueva, citando a las dos hermanas, Jane y Sarah, y al hermano, Charles, de la fallecida princesa Diana, madre de Enrique.

El padre de la duquesa, Thomas Markle, que desde su residencia en México ha informado de una ruptura de comunicaciones por su hija tras su enrevesado rol en las víspera de la boda -a la que finalmente no acudió-, ha expresado, según 'The Sun', su «orgullo porque mi nuevo nieto nazca en la familia real británica y estoy seguro de que crecerá para servir a la corona y a los británicos con gracia, dignidad y honor».

Entusiastas de la realeza se congregaron ayer en Windsor después de una ansiosa espera de una semana tras la salida de cuentas y por la discreción con la que la pareja ha tomado sus decisiones sobre la manera del parto o el hospital elegido. Aunque el servicio público de sanidad suele ser reacio a que las madres primerizas den a luz en casa, esa parece haber sido la decisión de la duquesa de Sussex.

En la lista de nombres posibles para 'Bebé Sussex', las casas de apuestas ofrecen las recompensas menos generosas por Arthur, 5-1. Le siguen Albert, Philip, James, Alexander, Alfred… Charles, con 16 a 1, nombre del abuelo, es más improbable, según las casas de apuestas, que Spencer, el apellido de la abuela paterna fallecida. Ambos son menos probables que Thomas, el nombre del problemático abuelo materno.