Los Miura corren… como los Miura

Los Miura corren… como los Miura

Tres heridos por asta de toro en el último encierro de los Sanfermines 2019

PABLO OJERPamplona

Dicen los expertos que los Miuras hacen nueve carreras perfectas y la décima la lían de verdad. Y vaya si la han liado. Especialmente un toro, 'Rabanero' que ha paseado en solitario sus 640 kilos más de la mitad del recorrido y ha dejado dos corneados. Otro herido por asta de toro se ha producido por uno de los astados negros.

El encierro de hoy ha tenido dos partes bien diferenciadas. Una primera mitad, la Cuesta de Santo Domingo y la plaza del Ayuntamiento en que han corrido todos hermanados. Incluso parecía que los toros, una vez más, buscaban el cobijo de los cabestros que encabezaban la carrera.

Sin embargo, en el tramo de Mercaderes se han caído dos toros. Uno de ellos no ha tenido problemas para coger al resto de sus hermanos. Pero el segundo, 'Rabanero' se ha quedado descolgado unos metros que se han acentuado en la curva de la calle Estafeta. No se ha vuelto ni se ha retrasado en exceso, pero lo suficiente como para que, dada la cantidad de gente que había hoy, muchos mozos se hayan metido entre la manada y este toro y perdiera de vista a sus hermanos.

En la misma curva de la Estafeta ha estado a punto de enganchar a un mozo que, como podía, aguantaba colgado de unos barrotes de la pared. Pero después se ha cruzado a la parte derecha de la calle, cosa que no suelen hacer los toros y ha cogido claramente a un mozo que había salido rebotado de la pared y le ha dado una voltereta. Se trata de J.C., natural de Adamstonn Heighb, Australia, de 30 años que sufre una cornada en la pierna izquierda.

Los toros han continuado corriendo con normalidad por la calle Estafeta. Lo que más destacaba era la cantidad de gente que había a lo largo de todo el recorrido. En el encierro de hoy se suma que era domingo, el día en que más personas se acercan a Pamplona y que se trataba del último encierro de los Sanfermines, por lo que muchos mozos quieren aprovechar la última carrera que se celebrará hasta el próximo 7 de julio.

Muchísima gente

Por eso, hoy resultaba muy complicado resguardarse en el vallado. Había varias filas de corredores que impedían alcanzar los tablones. Por eso, uno de los mozos corría el tramo de Telefónica en paralelo al vallado, aunque no parecía muy consciente de que a su lado tenía unos morlacos de 600 kilos. Uno de ellos ha pasado a su lado y el hombre parecía impasible. Sin embargo, ha llegado un segundo muy pegado al lado derecho y, sin pretenderlo, le ha enganchado por el brazo izquierdo propinándole una cornada. Se trata de B.K., de 27 y también procedente de Australia.

Pero todavía faltaba un toro por llegar, 'Rabanero'. Y, al igual que hiciera en Estafeta, se ha cruzado al lado derecho. En su camino ha enganchado a un mozo de camiseta negra que ha visto cómo milagrosamente no le cogía carne, tan solo se ha rasgado la tela. Eso sí, le ha llevado unos metros agarrado del cuerno. Y nada más soltarlo, ha empitonado a otro mozo que no ha podido alcanzar el vallado. Le ha metido el cuerno por la axila, afortunadamente con trayectoria ascendente. Se trata de M.P.S., de Alcobendas (Madrid) y de 25 años. Un habitual de este tramo.

Este último toro, 'Rabanero' es el que ha hecho retrasar unos segundo el final del encierro ya que al llegar a la arena de la plaza de toros se ha dedicado a pasear observando todos los corredores que llenaban el coso. La buena labor de los dobladores ha hecho que, poco a poco, se acercara a la puerta de toriles y finalmente entrara cuando habían transcurrido 2 minutos y 42 segundos desde el cohete inicial.

Con tanta multitud en el recorrido también se multiplican las peleas por conseguir acercarse a los astados, hoy era la última ocasión para hacerlo por este año, y, por lo tanto, se han producido numerosas caídas. Fruto de esas caídas, dos mozos más han tenido que ser trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra por traumatismos. Se trata de G.G.G., de 43 años y procedente de Madrid, que ha sufrido un traumatismo toraco lumbar en el tramo de Mercaderes, al parecer por el pisotón de uno de los animales. En el tramo de Telefónica, ha resultado herido I.S.M., de 21 años y natural de Pamplona, que sufre policontusiones.

Con el encierro de los Miura, concluye una edición más de los encierros de San Fermín, que este año dejan un saldo de 8 heridos por asta de toro, ninguna de excesiva gravedad.

San Fermín 2019

Temas

Toros