Dos juzgados se contradicen con la repetición de exámenes de la OPE de Osakidetza

Opositores en una de las pruebas celebradas en el BEC. /Fernando Gómez
Opositores en una de las pruebas celebradas en el BEC. / Fernando Gómez

Un juez de Vitoria rechaza suspender las pruebas mientras la Fiscalía investiga, pero otro magistrado ha resuelto paralizar la oposición de Anestesia

MARÍA JOSÉ CARRERO

La OPE de Osakidetza añade un nuevo capítulo al embrollo de esta oferta pública de empleo en las especialidades médicas, categoría que se ha visto salpicada por el escándalo de la supuesta filtración de exámenes, que estalló en junio pasado. Ante la denuncia de varios médicos y de los sindicatos, la dirección del Servicio Vasco de Salud llevó a cabo una investigación. A su conclusión, anuló los dos ejercicios de Anestesiología-Reanimación y Angiología-Cirugía Vascular, además de la prueba práctica de Cardiología. A continuación, ordenó su repetición, lo que estaba previsto para principios de este año.

Esta decisión fue recurrida por opositores que habían logrado aprobar y algunos de ellos sacar plaza, además de por el sindicato ESK. Un total de 109 aspirantes a un empleo fijo de anestesista y 5 de cirujanos vasculares pidieron que no se anularan los exámenes. ESK añadió una tercera categoría, la de Cardiología.

La petición del sindicato acaba de ser rechazada por el juzgado de lo contencioso-administrativo número 2 de Vitoria. Su titular, en un auto fechado el miércoles, desestima la pretensión de ESK de paralizar de forma cautelar la repetición de los exámenes en tanto la Fiscalía del País Vasco no concluya su investigación respecto a si ha habido filtraciones o no.

El magistrado avala el argumento del Servicio Vasco de Salud en el que afirma que la repetición de las pruebas en estas tres categorías busca «garantizar los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad en el acceso a la función pública». El juez sostiene además que «la suspensión» de los segundos exámenes «supondría paralizar un proceso selectivo que afecta a un buen número de puestos de trabajo».

Este pronunciamiento contradice al de otro juez de Vitoria. A mediados de diciembre, el titular del juzgado contencioso administrativo número 3 paralizó cautelarmente la repetición de los exámenes de Anestesiología-Reanimación. ¿Cómo se va a solventar esta contradicción entre dos jueces que están 'puerta con puerta'? La respuesta se desconoce, pero todo hace pensar que con nuevos recursos judiciales.

«Una temeridad»

ESK ha sostenido hasta ahora que es una «temeridad» repetir exámenes en tanto la Fiscalía del País Vasco no concluya su investigación, lo que no sucederá hasta, al menos, julio. Esta posición provoca cierta sorpresa en la medida que este sindicato es muy beligerante con lo ocurrido en las oposiciones para médicos especialistas.

Es más, en el caso concreto de Anestesiología y Reanimación, fueron tres facultativos del hospital de Mondragón -afiliados o simpatizantes de ESK y de Podemos- quienes predijeron ante notario los nombres de los candidatos que lograrían las mejores notas. Acertaron. Las puntuaciones más altas se correspondieron con médicos interinos del HUA de Vitoria. Resulta, por tanto, difícil de comprender su negativa a que se repitan exámenes que han calificado de fraude y que Osakidetza ha anulado.