El joven que afiló un cuchillo en el Metro de Madrid es un cortador de jamón que iba a trabajar

Captura del vídeo que muestra al joven afilando el cuchillo en pleno vagón./R.C.
Captura del vídeo que muestra al joven afilando el cuchillo en pleno vagón. / R.C.

La Policía asegura que su acción no creó en ningún momento «una situación de pánico» entre los viajeros

EL CORREO

El hombre que fue grabado en un vagón de Metro de Madrid el pasado viernes afilando un cuchillo de cocina es un cortador de jamón profesional que se dirigía a su puesto de trabajo, según ha relatado a la Policía Nacional. La Policía Nacional ha logrado identificar y localizar al individuo que aparecía en las imágenes que se hicieron virales en redes sociales y difundidas por diversos medios de comunicación, según han indicado a Europa Press fuentes de Jefatura Superior de Policía.

Conocida su identidad, se ha investigado al citado individuo para «averiguar su posible peligrosidad» y la acción realizada (afilar un cuchillo de cocina en un vagón de la línea 10 con viajeros) que se recogían en las imágenes. Las investigaciones practicadas y una vez oída la declaración del joven, se ha podido probar que se trata de un cortador de jamón profesional que se dirigía a su puesto de trabajo.

Cámaras de videovigilancia

Los servicios de seguridad de la compañía revisaron durante la mañana del lunes las imágenes grabadas por la cámaras de videovigilancia instaladas en la red de Metro. Tras un exhaustivo visionado, se logró identificar a esta persona, que entró en Metro por la estación de Serrano (L4) y salió de la red en la parada de Fuencarral, de la línea 10.

En las imágenes difundidas en redes sociales se aprecia al joven cómo está sentado solo en unos asientos del vagón afilando un cuchillo, mientras varios usuarios observaban la escena. Un usuario dio aviso el pasado viernes de estas imágenes, por lo que la compañía activó el protocolo de cara a identificar al viajero.

En un primer momento se pensó que el vídeo remitido pudiera ser antiguo, puesto que no constaban denuncias ni avisos de ese día, aunque finalmente se ha comprobado por medio del visionado de las cámaras que el incidente sí tuvo lugar el viernes, 15 de marzo. Aparte, desde el suburbano aseguraron que «no se vivió ningún momento de pánico» en las instalaciones y recalcan que el presupuesto de seguridad de Metro se ha incrementado un 20 por ciento respecto del anterior contrato.