Decomisan 217 prendas falsas en los mercadillos de Laredo y Oriñón

Imagen de las prendas incautadas en Cantabria./GUARDIA CIVIL
Imagen de las prendas incautadas en Cantabria. / GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investiga a cuatro personas por la venta de estos artículos, que en su versión original costarían 80.000 euros

DAVID PUNGIN

Una inspección a varios mercadillos de ropa durante el pasado fin de semana ha permitido a la Guardia Civil intervenir 217 prendas y efectos falsificados a tres hombres y una mujer que fueron sorprendido cuando los vendían en distintos puestos callejeros de Laredo y Oriñón, en Cantabria. Se calcula que el perjuicio económico global para las firmas afectadas asciende a unos 80.000 euros: eso es lo que hubiesen ganado con la venta de las versiones originales de estos artículos.

Los dos mercadillos donde se produjeron las requisas son frecuentados por miles de personas, especialmente durante el verano en que coincide la clientela habitual con los turistas que pasan sus vacaciones en la costa cántabra. Ambos son también lugares muy concurridos por los vizcaínos que se desplazan a la comunidad vecina en su tiempo de ocio.

Entre las mercancías decomisadas por el instituto armado destacan 171 cazadoras y chalecos falsificados y con los logotipos de una famosa marca comercial. El valor de algunas de estas prendas originales supera los 1.000 euros. También se intervinieron 42 polos y sudaderas de distintos fabricantes y cuatro bolsos que en su versión original podrían superar también los 1.000 euros de precio. Los agentes realizaron las inspecciones acompañados por expertos de firmas comerciales que les ayudaron a distinguir la ropa falsa.

Patrullas fiscales

La Guardia Civil informó ayer en un comunicado que ha procedido a instruir diligencias en calidad de investigados a los cuatros acusados, como presuntos autores de delitos contra la propiedad industrial. Los agentes que intervinieron forman parte de las patrullas fiscales, con sede en Laredo y Santoña, que se dedican al control de marcas y la prevención de los delitos relacionados con la propiedad industrial. Estas patrullas realizan asiduamente inspecciones en los mercadillos ambulantes de todo el país. De hecho, el mes pasado decomisaron también ropa falsificada en varios puestos de la localidad viguesa de Coia por valor de casi 8.000 euros y en diciembre realizaron otra requisa de 75.000 euros en Logroño. La de Cantabria ha venido a superar a esta última, con un valor original de las prendas requisadas de 80.000 euros.

En el mercado de Laredo se localizaron tres puntos de venta. Los dos primeros estaban regentados por vecinos de El Astillero y Santander mientra el tercero lo llevaba una mujer de Torrelavega. En este último fue precisamente donde más artículos se intervinieron: un total de 123, entre cazadoras y chalecos de una afamada firma comercial.

En el otro punto, el mercado de Oriñón, se detectó a un vecino de Torrelavega que tenía listas para vender 40 chaquetas cuya marca estaba falsificada. Los efectos intervenidos están a disposición de los juzgados de Castro Urdiales y Laredo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos