Dos diputadas de Gipuzkoa se encaran con el agresor de una mujer en Rentería

Varios agentes de la Ertzaintza retienen al agresor junto a la plaza Gernika.I/ARIZMENDI
Varios agentes de la Ertzaintza retienen al agresor junto a la plaza Gernika.I / ARIZMENDI

La presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, y la diputada Maite Peña evitaron un caso de violencia de género cuando pasaban por un barrio de Renteria

MIKEL PÉREZ

La presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, y la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, evitaron ayer que se produjera una agresión machista cuando se encontraban en Rentería con motivo del acto de presentación de la candidatura del PNV a la Alcaldía del municipio. «El individuo iba con intención de agredir a la víctima y ha sido entonces cuando ellas se encararon con él», explicaron testigos de los hechos.

El incidente tuvo lugar lugar sobre las 11.45 horas del lunes, cuando una joven salió de un portal de la calle Zubiaurre del barrio de Casas Nuevas mientras un hombre, su expareja, le gritaba profiriéndole amenazas con una actitud agresiva. Precisamente, en un puente a pocos metros de allí iba a tener lugar a las 12.00 horas la intervención de Mendoza y Peña, que iban a anunciar la candidatura de esta última a la Alcaldía del Ayuntamiento de Rentería. Estaban acompañadas del diputado general, Markel Olano.

Eider Mendoza y Maite Peña habían quedado unos minutos antes para preparar su intervención, cuando vieron la situación y acudieron con celeridad a socorrer a la mujer.

Varias patrullas de la Ertzaintza acudieron en ese momento a la zona y retuvieron al presunto agresor en los aledaños de la plaza Gernika, mientras Mendoza, Peña y Olano entablaron conversación con la víctima con el objetivo de que acudiera a comisaría a establecer una denuncia. Tras unos minutos, Mendoza acompañó a la víctima a comisaría, donde esta procedió a poner la pertinente denuncia. Por su parte, el varón -imputado por amenazas- fue trasladado en ambulancia a la unidad de Psiquiatría del Hospital Donostia porque estaba «muy alterado», según afirman fuentes del Departamento de Seguridad. El hombre, ingresado durante toda la jornada de ayer, sigue bajo investigación aunque no está detenido.

Simultáneamente, el diputado general se dirigió a los medios convocados para informar de la cancelación de la comparecencia ya que «no es el momento para comunicar nada de un modo normal ante una situación tan brutal». Olano definió el momento como «realmente de los más duros que me ha tocado vivir en política», a la vez que lamentó que «justo cuando vamos a realizar una presentación de la candidatura de Errenteria a las elecciones municipales con Maite Peña a la cabeza, le ha tocado ser testigo de un caso de violencia machista» debido al cual «estamos todavía en shock».

Por último, Olano hizo hincapié en formular «el principio de tolerancia cero a las violencias machistas que la mayoría del territorio de Gipuzkoa tiene muy interiorizada» y mostró su apoyo y cobertura a la víctima «en todas sus necesidades», además de transmitir «su más absoluta repulsa a lo que hemos vivido. Es el momento de la acción institucional y social para atajar de raíz este tipo de situaciones», concluyó.