«¡Te voy a hacer heterosexual a hostias!»

«¡Te voy a hacer heterosexual a hostias!»

Los Mossos d'Esquadra investigan los insultos homófobos, por vestir de forma «femenina», de un joven a otro en un local de comida rápida de Barcelona

EL CORREO

Un joven sufrió la madrugada de este viernes en un local de comida rápida de Barcelona insultos homófobos por vestir de forma «femenina» por parte de otro joven, que le amenazó al grito de «te voy a hacer heterosexual a hostias».

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación sobre unos hechos que han tenido lugar en un restaurante de las inmediaciones de la plaza Universidad de la capital catalana, cuando un cliente increpó a otro por su forma de vestir, a su juicio «femenina», en un «espacio público», discusión que quedó grabada en un vídeo que se ha hecho viral por Twitter.

«Yo no tengo que aguantar que un chaval me diga qué tengo que hacer», le dice el agredido al vigilante de seguridad, que contempla la escena con total pasividad.

El joven explica al agresor que es el Día del Orgullo y este le contesta: «¡A mí me da igual! También es el día de soltar hostias. ¿Quieres ver cómo te las suelto?».

Ante la difusión del vídeo por las redes sociales, coincidiendo con el Día del Orgullo LGTBI, el colectivo se ha volcado en mostrar su solidaridad con la víctima, que ha dado las gracias públicamente por el apoyo que ha recibido. En este sentido, el Observatorio contra la Homofobia (OCH) ha puesto a su disposición sus recursos psicológicos y jurídicos, aunque de momento no consta que la persona haya presentado ninguna denuncia.

Este caso recuerda a otro similar que se produjo en la madrugada del 27 de junio de 2010, David (nombre ficticio) estaba en el parc del Nord de Terrassa cuando otro hombre comenzó a insultarle. «Eres un maricón, os pensáis que sois unos intelectuales y por eso sois una mierda, sois unos sidosos, os tendrían que separar de nosotros», le gritaba, mientras le golpeaba con un cinturón. David cayó al suelo y sufrió policontusiones (estuvo dos días de baja) y además, el agresor le robó el móvil y la cartera.

Un mes más tarde, la historia se repitió. En el mismo lugar, el parc del Nord, y casi a la misma hora, agresor y agredido se volvieron a encontrar. Esta vez, David recibió un puñetazo en la cara y cuando estaba en el suelo, una patada en el costado, mientras escuchaba: «Eres un maricón de mierda, un cagado y un sidoso». Una herida en el mentón, un hematoma en la oreja y contusiones en codos y rodillas fueron el balance de este ataque, que tuvo una tercera parte el 27 de septiembre de 2011, cuando David ya había llevado a los tribunales a su atacante. «Oye, tú, sácame la denuncia o te vamos a matar, y ya puedes sacar una foto y dársela a tu abogada, que os den por culo, maricón». David fue víctima del odio, en toda su expresión (violencia, vejaciones, desprecio), y su agresor fue condenado a dos años de cárcel y a pagarle 648 euros de indemnización.

«Existe un brote de violencia hacia las personas LGTBI por parte de jóvenes en el ámbito del ocio nocturno, ya sea antes o después del ocio», denuncia el Observatorio Contra la Homofóbia (OCH) de Cataluña.