Golpe a la pornografía infantil en internet con 79 detenidos, 8 de ellos en el País Vasco

Un agente inspecciona un ordenador durante la operación.

Es una de las operaciones más importantes de la Policía Nacional por el volumen del material incautado, de extrema dureza, y el alto número de arrestados, entre ellos una mujer en San Sebastián

Jan Echevarría
JAN ECHEVARRÍA

Siete personas han sido detenidas en el País Vasco en una macrooperación que agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo contra la producción y distribución de material pedófilo a través de internet, que se ha saldado con el arresto de 79 personas en el conjunto de España. Se trata de una de las redadas más importantes contra la pornografía infantil realizadas hasta la fecha a nivel nacional, tanto por el elevado número de detenidos (78 hombres y una mujer, vecina de San Sebastián) y de víctimas identificadas, así como por la ingente cantidad de material intervenido.

De los siete arrestos practicados en Euskadi, tres han tenido lugar en Bizkaia, dos en Álava y otros tres en Gipuzkoa. Entre los detenidos, destaca un joven de 27 años que trabajaba en Madrid con menores y que se dedicaba a distribuir videos de contenido pedófilo. Durante el registro domiciliario se le intervinieron más de 2.000 imágenes de niños, tomadas al descuido. Además, el arrestado utilizaba su profesión -que no ha trascendido- para entablar relación con pequeñas de las que guardaba imágenes, aunque no se ha podido constatar que llegase a abusar sexualmente de ninguna. También se ha localizado e identificado en Perú a una mujer que abusó de su hija y de su sobrina y sobre cuya pista están ya las autoridades de aquel país.

En los 80 registros domiciliarios realizados en trece comunidades autónomas -en todas, salvo Navarra, Castilla y León, Extremadura y La Rioja-, los agentes encargados del caso se han incautado de un total de 45 ordenadores portátiles, 113 discos duros, 25 teléfonos móviles, 38 memorias USB, más de 300 DVDs y otros materiales informáticos en los que se almacenaban gigas de contenido pornográfico de extrema dureza protagonizados por menores de edad.

Casi tres años de pesquisas

La investigación arrancó en enero de 2016 y se ha prolongado hasta este noviembre dada su complejidad. Hay casos que sobrecogen. Como el de uno de los arrestados, de 57 años, que ha sido detenido por delito continuado de agresión sexual a una menor de tres años y que se dedicó desde 2010 hasta 2013 a la producción de material pedófilo. Para cometer las agresiones sexuales se aprovechaba de la relación de confianza con los padres de la menor, que la dejaban a su cargo cuando no podían cuidarla por motivos laborales. Grababa en video las agresiones sexuales y editaba, en ocasiones, las imágenes para obtener determinados fotogramas. Los agentes encontraron los contenidos delictivos almacenados y organizados en diferentes carpetas.

Entre el abultado material intervenido también hay cientos de imágenes que muestran los continuados abusos sexuales a los que una mujer sometía a dos niñas, de once y cuatro años. Tras diversas gestiones, se logró identificar a esta abusadora sexual, de nacionalidad peruana, así como de las víctimas, que resultaron ser su hija y su sobrina. Ella misma era la responsable de la producción del material pedófilo desde su país de origen y los contenidos eran dirigidos al detenido mencionado anteriormente. Los agentes pudieron corroborar que entre ambos había transferencias monetarias a través de una empresa de envío de dinero y que los cargos coincidían en el tiempo con la producción de las imágenes.

En San Sebastián, los agentes detenían aotra mujer implicada en la red, a la que decomisaron seis ordenadores portátiles y 22 DVDs en los que almacenaba una enorme cantidad de material pornográfico infantil, que distribuía a otros usuarios de internet.

Drogas y un revólver

«Todo el material incautado en el operativo fue sometido a un análisis técnico-policial en busca de nuevas evidencias que permitieran continuar las gestiones de investigación para identificar nuevas víctimas o personas que conformaran la red de pederastas», han revelado fuentes policiales. De este modo, en el estudio de las imágenes halladas en poder de otro de los arrestados residente en Barcelona, de nacionalidad peruana y de 49 años, se hallaron fotografías pornográficas de una menor. Se determinó que fueron producidas desde su teléfono móvil cuando se encontraba de vacaciones en Lima y, tras diversas gestiones, se logró identificar a la víctima y se dio traslado de estos hechos a las autoridades policiales peruanas.

Como resultado de este operativo no sólo se corroboraron delitos de abuso sexual infantil, producción, distribución y posesión de material pedófilo. Y es que durante uno de los registros realizados en la ciudad de Madrid, además de acreditarse los hechos que motivaron el inicio de la investigación, los agentes se incautaron de 97 bellotas de hachís, 120 gramos de MDMA, 1 revólver, grandes cantidades de munición de distintos calibres, botes de humo de uso militar, dos cuchillos de grandes dimensiones y un silenciador.