El Gobierno vasco destina 460 millones a un nuevo plan de apoyo a la familia

El Gobierno vasco destina 460 millones a un nuevo plan de apoyo a la familia

Recoge todas las ayudas que se pondrán en marcha entre 2018 y 2022 para mejorar la conciliación, favorecer la emancipación de los jóvenes y fomentar la natalidad

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

El Consejo de Gobierno aprobó ayer el IV Plan Vasco de Familia e Infancia, que tiene como principales objetivos aumentar la natalidad, mejorar la conciliación familiar y facilitar que los jóvenes «se emancipen antes», explicó Beatriz Artolazabal, consejera de Empleo y Políticas Sociales. El programa recoge todas las acciones que se pondrán en marcha entre este ejercicio y 2022 para «mejorar la calidad de vida de las familias vascas», resumió. Una de las medidas estrella es la posibilidad de que los padres puedan acogerse a una excedencia adicional de 12 semanas desde el nacimiento de su segundo hijo. El programa fija una inversión para estos cinco años de 460 millones en políticas sociales, de los que 286 son para el ámbito de la conciliación.

Con los proyectos incluidos en el nuevo plan, el Gobierno vasco quiere reducir un 20% la pobreza infantil, aumentar hasta el 80% la tasa de ocupación de la población de entre 25 y 44 años y elevar la de fecundidad al 1,50 –ahora está en el 1,34 hijos por mujer–. Las acciones que se pongan en marcha en estos cuatro años buscarán rebajar la edad a las que los jóvenes se van de casa –ahora a los 30 años, una de las más altas de Europa–, una mejora en la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en el cuidado de los hijos y conseguir que uno de cada cuatro niños esté escolarizado desde el primer año de vida.

Plan pionero en España

«El plan va dirigido a la progresiva eliminación de los obstáculos que dificultan que las parejas puedan iniciar su proyecto familiar y tener el número de hijos y hijas deseado», concretó Artolazabal. Las propuestas que se pondrán en marcha revelan la preocupación del Gobierno vasco por la natalidad en Euskadi, una de las más bajas del mundo. Es por ello que el proyecto prioriza las acciones para favorecer la «emancipación juvenil» –mediante ayudas de vivienda, principalmente–, con el fin de facilitar «la formación de nuevas unidades familiares», subrayó Artolazabal.

La consejera destacó la innovadora medida con la que Euskadi aventaja al resto de comunidades en materia de conciliación. El Gobierno vasco abonará un salario equivalente al 100% de la base de cotización a los padres ya con hijos que cojan tres meses adicionales para cuidar a su bebé, siempre que no coincida con el permiso de la madre. Es una propuesta sin precedentes en España que completa otras ya existentes en el País Vasco, como ayudas directas por nacimiento (400, 500 o 900 en función de la renta familiar con distintas anualidades según los hijos), las aportaciones por reducción de jornada o excedencia –entre 1.692 y 3.255 anuales– y por contratación de cuidadores (reducciones en el pago en la cuota de la Seguridad Social).

A la inversión de la viceconsejería de Políticas Sociales de 460 millones, Artolazabal añadió 785 millones en garantía de rentas para familias con hijos y en programas de empleo juvenil, además de otras impulsadas por varios departamentos del Gobierno vasco, como los 220 millones destinados a escuelas infantiles públicas –haurreskolak–, 250 millones a becas de Educación y los 50 en ayudas de vivienda para jóvenes. A todo ello hay que sumar las deducciones fiscales por descendientes en el IRPF gestionado por las diputaciones (1.575 millones), y 415 más en servicios sociales de ayuntamientos.

El programa pretende de esta forma «garantizar unos recursos económicos mínimos a todas las familias con hijos». Quiere, además, dar a las parejas algo que no se mide en euros: «Facilitar que madres y padres dediquen a sus hijos todo el tiempo necesario, fomentando una organización social más adecuada para las familias». Como novedad plantea propuestas para reforzar «la capacidad educativa» de las parejas con niños a su cargo y otras para prevenir y mediar en los conflictos familiares.

 

Fotos

Vídeos