El Gobierno vasco extenderá el permiso de paternidad de sus funcionarios de 4 semanas a un mínimo de 16

Un padre juega con su hijo/ARCHIVo
Un padre juega con su hijo / ARCHIVo

Pretende equiparar por ley la duración de los permisos parentales entre los dos miembros de una pareja, independientemente de su sexo

OCTAVIO IGEA y SOLANGE VÁZQUEZ

El Gobierno vasco quiere equiparar por ley la duración de los permisos parentales de sus funcionarios -que serán remunerados al 100%- entre los dos miembros de una pareja, independientemente de su sexo. Los padres, que hasta ahora disponían de cuatro semanas, pasarán a disfrutar de un mínimo de 16, un plazo de tiempo más cercano al que tienen las mujeres, que hasta ahora era de 18 semanas más cuatro de lactancia, unos periodos que también podrían sufrir variaciones. «Se trata de un gran paso adelante», según ha anunciado esta mañana el portavoz del Gobierno vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, quien ha explicado que la medida que propiciará estos cambios, pensada para fomentar la igualdad y la corresponsabilidad en la crianza de los bebés, se recoge en el borrador de anteproyecto de Ley de Empleo Público Vasco que en los próximos meses aprobará el Ejecutivo autonómico. Además, Erkoreka ha dicho que la decisión de establecer por ley esta equiparación es pionera en el Estado en el ámbito del personal funcionario y puede servir de ejemplo para el sector privado. El consejero ha hecho este anuncio durante el pleno de control que hoy celebra la Cámara vasca a preguntas de la parlamentaria del PNV Estibaliz Larrauri.

En estos momentos, estos permisos regulados por decreto, son de un mínimo de 18 semanas ininterrumpidas para las mujeres desde el parto, adopción, acogimiento o surogación, y de 4 semanas por paternidad, que sí son transferibles, en parte, a la otra parte de la pareja. La propuesta que hace ahora el Gobierno vasco en la Ley de Empleo Público es equiparar la duración de los permisos de maternidad y paternidad de las dos personas que integran la pareja independientemente de su sexo. Serán permisos remunerados al 100 % y además intransferibles, porque su objetivo es promover la igualdad y que los hombres puedan corresponsabilizarse del trabajo doméstico. Eso si, podrán disfrutarse de modo alterno o simultáneo, según decida la pareja.

Erkoreka ha reconocido que hoy en día los permisos parentales los cogen en más de un 90 % las mujeres y sólo el 10 % de los padres, y que es necesario equilibrar esa situación. Ha indicado que el planteamiento que hace el Gobierno vasco es «ambicioso» y «muy exigente» para la Administración Pública y no está en vigor en ninguna comunidad autónoma. «Para verlo vigente hay que mirar al norte», ha dicho Erkoreka en referencia a los países del norte de Europa.

El año pasado, un total de 965 personas solicitaron en la Administración General de Euskadi permisos de 18 semanas por parto, adopción, acogimiento o subrogación y 420 se acogieron al permiso de paternidad de 4 semanas.

Otra de las novedades de la medida anunciada hoy por Erkoreka es que el nombre del permiso también va a cambiar. Ya no se llamará de paternidad o maternidad, sino que se cambiará por una fórmula más abierta como permiso de crianza o de parentabilidad, que no excluya a algunos modelos de familia, como es el caso, por ejemplo, de las parejas del mismo sexo.

En fase de negociación con sindicatos

Estas medidas se recogen en el borrador de anteproyecto de Ley de Empleo Público Vasco, que actualmente se encuentra en fase de negociación con los sindicatos. Tras esta etapa y las de trámites de exposición pública, llegará al Parlamento vasco a finales de año. Finalizadas las negociaciones en la Cámara vasca, la puesta en marcha de esta ley se produciría, previsiblemente, el próximo año.

 

Fotos

Vídeos