El Gobierno vasco dice estar preparado para atajar posibles incidentes por el G-7 en Biarritz

Un puesto de vigilancia de la Ertzaintza./E. C.
Un puesto de vigilancia de la Ertzaintza. / E. C.

La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, afirma que habrá que estar «a la espera y alerta» y que la Ertzaintza «ha planificado un servicio acorde con los posibles escenarios»

EL CORREO

La consejera de Seguridad del Gobierno vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, ha afirmado que la Ertzaintza está preparada para prevenir y atajar los posibles incidentes que se puedan producir con motivo de la cumbre del G-7 que se celebrará en Biarritz y la 'contracumbre' de Irún.

Beltrán de Heredia ha detallado en una entrevista a Radio Euskadi los datos del dispositivo programado en Euskadi con motivo del encuentro de las grandes potencias mundiales, en el que participarán 4.000 ertzainas, la mitad de la plantilla.

En la cumbre, que se celebrará entre el 24 y el 26 de agosto, participarán Donald Trump (EE UU), Angela Merkel (Alemania), Emmanuel Macron (Francia), Giuseppe Conte (Italia), Boris Johnson (Reino Unido), Justin Trudeau (Canadá) y Shinzo Abe (Japón), además del presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, que asistirá como invitado.

Según ha indicado, una de las principales afecciones de la cumbre será al tráfico, ya que Francia ha anunciado restricciones en frontera, lo que coincide con las fechas de retorno de vacaciones. En estas fechas, ha recordado, «año tras año suelen ser alrededor de 30.000 vehículos los que traspasan la frontera directamente, por lo tanto, cualquier restricción, mayor control o medida que suponga la ralentización del tráfico, lógicamente va a tener una incidencia importante».

En cuanto a la posibilidad de que se produzcan altercados, ya que hay programada una 'contracumbre', con escenario en Ficoba (Irun), Beltrán de Heredia ha indicado que los actos «están comunicados, tienen su propio servicio de seguridad», aparte del que ofrecerá la Ertzaintza. «Esperamos que no haya incidentes», ha manifestado.

La consejera, en cualquier caso, ha señalado que habrá que estar «a la espera y alerta» por lo que ocurra en Francia y las decisiones que tome el país galo. Para eso, «también se ha planificado un servicio de seguridad acorde con los posibles escenarios que se puedan dar», ha precisado, para insistir en que la Ertzaintza «contempla todos los escenarios y, en base a ellos, y siempre dependiendo de lo que ocurra en Francia, aquí habrá que actuar de una u otra manera».

Para la consejera de Seguridad, es «importante, sobre todo, la coordinación que mantengamos las distintas fuerzas de seguridad a la hora, primero, de prevenir cualquier incidente y, en caso de que ocurra, atajarlo».

Respuesta a ErNe

Sobre la petición de ErNE de que haya una «buena planificación» y se utilicen «todos los recursos» de que dispone la Policía vasca para actuar contra antisistemas, la consejera ha negado, en primer lugar, que su Departamento tenga «ningún complejo de parecer una Policía represiva», y ha apuntado, por otro lado, que la Ertzaintza «actúa en cada caso como tiene que actuar, siempre desde el respeto a las libertades de las personas».

Beltrán de Heredia ha señalado que la Policía autonómica «previene cualquier actividad delictiva que pueda ocurrir» porque está «para proteger a las personas». «Y, en función de cómo suceden los hechos, dar la respuesta necesaria, ajustada y proporcionada a la situación», ha indicado. Tras insistir en que no hay «ningún complejo en las actuaciones», ha precisado que, «con esos mensajes, se trata de definir una forma de actuación».