Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Un hombre al que «le iban muy bien las cosas»

Inmediaciones de la vivienda de Pedro Nieva./E. C.
Inmediaciones de la vivienda de Pedro Nieva. / E. C.

Pedro Nieva, el arrestado como presunto inductor del asesinato, era la «envidia sana» de sus excompañeros de instituto

JOSU GARCÍA y YOLANDA RUIZ

Pedro Nieva estudió en el instituto de Formación Profesional Urritxe de Amorebieta. Sus compañeros le recuerdan como un buen 'chispas' y una persona «que siempre está dispuesto a pagarte una copa o un café cuando coincides en un bar». La noticia de su detención les ha sorprendido sobremanera. Sobre todo porque «las cosas le iban muy bien». «Nunca me lo habría imaginado. Parecía alguien feliz, al que la vida le había sonreído», afirmaba esta mañana un exalumno del centro educativo, mientras tomaba un refresco en una cafetería del corazón del municipio. «Por eso es difícil entender que se metiera en este lío, si es que lo ha hecho», añadía.