Fallece un motorista de Deba de 61 años tras sufrir una caída en la AP-8

Retención por el accidente mortal en la AP-8 a la altura de Deba. /Morquecho
Retención por el accidente mortal en la AP-8 a la altura de Deba. / Morquecho

Son ya nueve los fallecidos en las carreteras de Gipuzkoa este año, cinco de los cuales viajaban en moto

EL CORREO

Un motorista guipuzcoano ha fallecido este lunes por la mañana en la AP-8 a la altura de Deba tras sufrir una caída. El accidente se ha producido sobre las 07:50 horas, cuando por causas que se desconocen el conductor ha perdido el control del vehículo y ha caído sobre la calzada. El siniestro ha provocado el cierre de uno de los carriles en sentido Irun. Se han producido retenciones durante tres horas que han llegado a alcanzar los cuatro kilómetros.

Según ha informado el Departamento de Seguridad, el fallecido es un varón de 61 años domiciliado en Deba. Viajaba en una motocicleta BMW y ha sufrido heridas muy graves que han causado su fallecimiento. El finado ha sido trasladado al Servicio de Patología Forense de Donostia.

Con esta muerte son ya nueve los fallecidos en las carreteras de Gipuzkoa este año.

El pasado 25 junio un hombre de 85 años, vecino de Antzuola, falleció en la GI-2632 a la altura de este municipio, sentido Bergara, tras una colisión sufrida entre su todoterreno y otro vehículo. El fallecido, A.M., conducía un Mitsubishi Montero. En el mismo suceso, una mujer que viajaba en un Volkswagen Golf resultó herida y fue ingresada en el Hospital del Alto Deba con pronóstico reservado.

El anterior siniestro mortal a este último se produjo el pasado día 18. Un hombre de 85 años, vecino de Donostia, falleció tras precipitarse con un todoterreno por una ladera de veinte metros de altura en una de las carreteras secundarias traseras de la empresa Cementos Rezola, en el barrio donostiarra de Añorga. Los hechos se produjeron hacia las siete de la tarde, cuando el hombre, que viajaba solo en un vehículo marca Nissan Terrano, se salió de la carretera por causas que todavía se desconocen y volcó en la llamada avenida de Añorga, alguna de cuyas pistas discurre por el recinto interno de la empresa guipuzcoana.