Un informe de la defensa excluye al líder de los Miguelianos de maltratar a las consagradas

Miguel Rosendo. / Archivo

El perito ha definido el acoso y maltrato de otro acusado como «mobbing en el nombre de Dios»

EFEMadrid

Un informe psicológico presentado por la defensa de Miguel Rosendo, líder de la extinta Orden y Mandato de San Miguel Arcángel -conocida como 'Miguelianos'-, excluye al dirigente de esta organización, que se enfrenta a 66 años de prisión, como el autor del maltrato psicológico diagnosticado a cuatro consagradas.

En rueda de prensa, el abogado de la defensa Marcos García Montes, acompañado por el perito que ha elaborado el informe psicológico, la mujer de Rosendo y varias consagradas de la presunta secta, ha informado de que hizo entrega del escrito hace dos días a la Audiencia Provincial de Pontevedra, que a su vez ha dado un día de plazo a la Fiscalía para que se pronuncie sobre el mismo.

El informe, elaborado por el doctor Iñaki Piñuel a petición de cuatro consagradas, concluye que todas ellas presentan un cuadro de estrés postraumático derivado de un maltrato psicológico cuyo responsable sería el sacerdote Isaac de Vega, asistente eclesiástico de la orden. Se trata de la persona que alertó a las autoridades de los presuntos abusos sexuales y psicológicos por parte del líder de los 'miguelianos', al que acusaba también de numerosas irregularidades económicas.

El perito ha definido este acoso y maltrato como «mobbing en el nombre de Dios», pues «utiliza su cargo y jerarquía para manipular, y buscar sus objetivos personalísimos», por lo que «se descarta que haya sido Miguel Rosendo» -en prisión provisional desde noviembre de 2014- el responsable del acoso o maltrato.

Por su parte, el abogado de Rosendo, Marcos García Montes, ha informado de que ha solicitado nuevamente la libertad provisional del líder de los Miguelianos en un escrito en el que adjunta un informe de un detective privado que examina todo el procedimiento. Dicho documento señala que el primer informe de un detective privado, a instancia de los padres de una de las supuestas víctimas, contiene «más argumentos novelescos que aclaratorios» con «elementos muy sospechosos» que esconden «motivos espurios y de venganza» del sacerdote que denunció los hechos.

En base a sendos informes -el del detective privado y el psicológico- el letrado pedirá la nulidad del procedimiento que revelan «gravísimas irregularidades» pues las presuntas víctimas no lo son de Miguel Rosendo, sino del sacerdote denunciante.

Además, García-Montes ha mostrado su «sorpresa» por la decisión de la Fiscalía de no acusar a la mujer de Rosendo ni a sus hijas así como por que ahora los padres de las supuestas víctimas traten de personarse como acusación popular y no particular. Junto al abogado, la mujer del líder de la presunta secta, María Carmen Sánchez, ha asegurado que su marido se encuentra «muy mal psicológicamente y físicamente» y ha tildado de «circo» todo este procedimiento iniciado por gente que durante años vivieron con ellos.

En esta línea, cuatro consagradas de la extinta orden han defendido a Miguel Rosendo asegurando que jamás les ha puesto la mano encima y que ellas se sienten víctimas de Isaac de Vega. «Si hay víctimas somos nosotras pero no por Rosendo, sino por otras personas y un proceso que nos ha tachado de locas y abducidas», han señalado.

La Fiscalía pide 66 años de cárcel para el líder de la extinta Orden y Mandato San Miguel Arcángel por tres delitos contra la libertad sexual, cinco de coacciones, doce contra la integridad moral y uno de asociación ilícita. Además de Rosendo se sentarán en el banquillo de acusados otras seis personas, entre ellas dos religiosas, para quienes el fiscal pide dos años de prisión por un delito de asociación ilícita.

Más información

Temas

Cárcel
 

Fotos

Vídeos