«La ley de eutanasia debe aprobarse cuanto antes porque el sufrimiento está ahí»

Daniel, hijo de Maribel Tellaetxe (segundo por la izquierda), fue una de las personas que ayer entregó las firmas en el Congreso./E. C.
Daniel, hijo de Maribel Tellaetxe (segundo por la izquierda), fue una de las personas que ayer entregó las firmas en el Congreso. / E. C.

Tres iniciativas populares presentan en el Congreso un millón de firmas con las que exigen que se regule el derecho a morir de forma digna

R. C.

«Nadie quiere morir. Nosotros no estamos defendiendo la muerte en sí misma, estamos defendiendo la vida, la vida sin sufrimiento». Es el alegato que se escuchó ayer frente al Congreso de los Diputados. Tres iniciativas populares entregaron en la Cámara Baja más de un millón de firmas, recogidas a través de la plataforma Change.org para reclamar la despenalización de la eutanasia y apoyar a Ángel Hernández, investigado por cooperación al suicidio por ayudar a morir a su mujer, María José Carrasco, que sufría esclerosis múltiple y quería acabar con su vida.

«Se tiene que aprobar cuanto antes porque el sufrimiento está ahí y las familias no pueden aguantar más. Hasta que no se apruebe la despenalización de la eutanasia seré la 'mosca cojonera' de los políticos. Hay muchos 'Ángeles' y 'María Josés' por ahí que están pasando por esta situación», reivindicó Ángel Hernández frente a las puertas del Congreso. Precisamente en la pasada legislatura el PSOE presentó un proyecto de ley, que en su primer trámite contó con el respaldo del Congreso -excepto del PP y la abstención de Ciudadanos-, pero que no pasó de la fase de presentación de enmiendas parciales. Aquella iniciativa se vio salpicada por las acusaciones de los socialistas a estos dos partidos de «bloquearla» prorrogando «sucesivamente» los plazos para su tramitación.

La petición en Change.org en apoyo a Ángel fue impulsada por Marcos Ariel Hourmann, el primer médico condenado en España por haber practicado la eutanasia. «Queremos que este millón de firmas sean una demanda a los políticos, porque son ellos los que tienen que legislar, defender y escuchar a la gente y hoy por hoy no lo hacen», lamentó Hourmann. El facultativo recordó que mientras los políticos discuten, hay gente que sigue sufriendo. «Deben escuchar a aquellos a los que su padecimiento y agonía no da para más y que entienden que acabar con su vida es la única salida que tienen», subrayó.

Doce años de deterioro

También acudió a la entrega de firmas la familia de la portugaluja Maribel Tellaetxe, paciente de alzhéimer que durante los últimos doce años de su vida pidió a su familia que no permitiera que su cuerpo y su mente llegaran a deteriorarse del todo. Su hijo Daniel consiguió reunir más de 300.000 firmas para pedir a los representantes políticos que legislen por la calidad de vida de los ciudadanos y respeten los derechos y libertades individuales, «empezando por el derecho a la libertad, a la integridad física y mental y a la dignidad».

«En este país los desahucios matan y es legal, la pobreza energética mata y es legal, las listas de espera y los recortes en sanidad matan y es legal y al señor Ángel por mimar, amar, cuidar y liberar a su esposa de un sufrimiento lo condenan», lamentó el hijo de Maribel Tellaetxe, quien tuvo un mensaje para los político: «Nosotros hicimos nuestro trabajo hace dos meses y medio. Acudimos a las urnas y dimos nuestro voto. Es hora de que hagan ellos el suyo. Que nos permitan a cada uno de nosotros decidir cómo, cuándo y por qué queremos dejar de vivir».

Asun Gómez, viuda de Luis de Marcos (enfermo de esclerosis múltiple) y presente también ayer en el Congreso para entregar las firmas, subrayó que la vida y la muerte están por encima de las ideologías. «Que nuestros gobernantes piensen en la sociedad como personas y no como escaños, que legislen y se despenalice el derecho a disponer del final de la propia vida».

Temas

España