Euskadi tendrá un verano muy 'vasco': 19 grados de media y algo lluvioso

Euskadi tendrá un verano muy 'vasco': 19 grados de media y algo lluvioso
Luis Ángel Gómez

El mes de más calor será julio mientras que agosto y septiembre se esperan normales

J. GARAY

El verano comienza este viernes a las 17.54 horas. En una semana que ha comenzado con días de sol y calor que luego han pasado a ser jornadas nubladas y pasadas por agua, este primer día del estío no se prevé caluroso. ¿Pero cómo serán estos próximos tres meses en Euskadi? ¿Disfrutaremos del sol durante las vacaciones o habrá que tirar de paraguas más de la cuenta? La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en el País Vasco, Margarita Martín Gómez, ha asegurado que se prevé un verano «dentro de lo normal o ligeramente cálido y húmedo», pero sobre todo a costa de julio, cuando las temperaturas medias podrían ser unas décimas superiores a lo habitual, hasta unos 19,5 grados en el litoral y 21 en el interior, y podría llover un 10% más del promedio.

En una rueda de prensa ofrecida en San Sebastián, en la que también ha dado cuenta del balance meteorológico de la primavera, Martín ha pronosticado que «el mes de más calor será julio», cuando espera que las temperaturas «oscilen entre lo normal y algunas décimas, a lo sumo un grado, por encima de lo habitual», mientras que «agosto y septiembre se esperan normales», tanto en la vertiente cantábrica como en la mediterránea.

La humedad será también una característica a resaltar. Las precipitaciones estarán especialmente presentes en julio, mes en el que más días de lluvia se registrarán. Hasta un 10% más de media. Respecto a la temperatura, los valores de los últimos años sitúan la media del verano en los 18 a 19 grados en la costa vasca y en torno a 20 en el interior.

El comienzo del verano será caluroso. El domingo 23 la meteoróloga pronostica un cielo «bastante nublado, con apertura de claros a mediodía pero sin precipitaciones», aunque a partir del día 24 «llegarán los vientos del sur y la inestabilidad atmosférica», así como «una potente ola de calor» para el 26, 27 y 28 que, no obstante, afectará principalmente al valle del Ebro y el Mediterráneo y «muy de refilón» a Euskadi.

Balance de la primavera

En cuanto al balance de la estación que está a punto de concluir, Martín ha indicado que, al contrario de lo que suele ser habitual, la primavera ha sido «progresivamente más fría y más lluviosa», cuando «en general es al revés». De esta manera, marzo tuvo predomino de altas presiones y fue «cálido a muy cálido» según los registros de los cinco observatorios vascos, así como «seco o muy seco» en todo el territorio.

En abril, por el contrario, aunque abundaron las bajas presiones, las temperaturas medias registradas le otorgaron la calificación de «cálido o muy cálido», pero «normal o seco» en cuanto a precipitaciones. «Con mayo llegó la bajada de termómetros», ha recordado la experta de Aemet, quien ha constatado que este mes concluyó con la catalogación de «frío» en la mayoría del territorio vasco y «muy húmedo» en cuanto a lluvias en Gipuzkoa, «normal» en Bizkaia y «seco» en Álava.