Euskadi recibirá 3 millones del Gobierno por tutelar a 713 menores inmigrantes sin familia

Centro de menores en Amorebeita./E. C.
Centro de menores en Amorebeita. / E. C.

El Ejecutivo de Sánchez abrirá un plazo para que las comunidades fijen su disponibilidad para acoger a más niños y adolescentes extranjeros

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

El Gobierno central va a destinar 40 millones de euros entre las comunidades que decidan acoger a menores extranjeros no acompañados -'menas'- procedentes de otras regiones y a aquellas que hayan registrado un aumento en la llegada de estos jóvenes a sus territorios durante este año. Euskadi es la cuarta autonomía en volumen de acogida. De hecho, el País Vasco cuida en la actualidad de 713 de estos menores, la gran mayoría en Bizkaia. La ayuda se repartirá en función del número de adolescentes, lo que significa que, con los números actuales, el País Vasco recibiría unos 3 millones de euros.

La intención del Gobierno de sacar adelante esta iniciativa se dio a conocer ayer tras la celebración en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en Madrid, de la reunión de la Mesa de Coordinación Interautonómica sobre 'menas'. En el encuentro, además de las comunidades autónomas, participaron representantes de la Fiscalía de Extranjeros, de seis ministerios y del Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil. El Ejecutivo vasco estuvo representado por la viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno vasco, Lide Amilibia, y por el director de Política Familiar y Diversidad, Ernesto Sainz.

En la reunión, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, explicó a los representantes autonómicos que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene intención de aprobar en seis semanas un real decreto para la mejora y la atención solidaria de los menores extranjeros que llegan solos a España, en el que se incluye la citada ayuda de 40 millones de euros.

Propuestas concretas

Tal y como afirmó Montón, se trata de una «iniciativa excepcional» que tendrá una vigencia de seis meses y que responde «a razones de interés público, social y humanitario debido al incremento del número de llegadas de los últimos meses». Se quiere dar respuesta sobre todo a las demandas de las comunidades que más 'menas' acogen, alguna de las cuales, como Madrid o Andalucía, han señalado en varias ocasiones que están desbordadas. Según los datos contrastados este verano, en España hay 7.145 menores sin sus familias tutelados por diferentes administraciones. No obstante, el Gobierno de Sanchez habló ayer de 10.100. Andalucía acoge a 4.098, Cataluña 1.012 y Melilla a 933. En el extremo opuesto están La Rioja, con uno, y Extremadura, que atiende a siete. Euskadi a más de 700. Por ello, la viceconsejera vasca de Políticas Sociales reclamó de nuevo ayer la «corresponsabilidad entre territorios». Es preciso «un reparto solidario de los 'menas' por las comunidades autónomas que permita una mejor inclusión social de los mismos», añadió Lide Amilibia.

La ministra Montón explicó que la distribución de los 40 millones se realizará en función del incremento de los menores atendidos por cada autonomía desde diciembre de 2017. La medida trata de animar a todas las comunidades a acoger «solidariamente» a menores que ya están en otras regiones. Por ello, se ha establecido un plazo de 15 días en el que las autonomías deberán decidir si participan en esta «atención solidaria». En caso afirmativo, tendrán que plantear una propuesta, concretando el número de niños y adolescentes que podrían recibir. Una vez cerrada la acogida entre las regiones y fijado el número de menores por autonomía, se ralizará el reparto de los fondos mediante un anticipo de crédito, que después cada comunidad tendrá que justificar.

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado y la ONG Save The Children mostraron su satisfacción con la medida. Desde la primera se llamó a las comunidades a pedir estos fondos y a convocar de forma urgente la plazas y procedimientos de adjudicación necesarios para que se proceda a la redistribución de menores entre territorios cuanto antes. Save The Children valoró «positivamente que se priorice la protección del niño».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos