Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos
Los efectos del cambio climático

Euskadi en 2100: el mar se come la playa de Laida y el sol seca el viñedo alavés

Euskadi en 2100: el mar se come la playa de Laida y el sol seca el viñedo alavés

Las proyecciones del Gobierno vasco apuntan a un aumento del calor, menos lluvia cada vez más tormentosa y mayor riesgo de inundaciones

JOSÉ DOMÍNGUEZ

El universo climatológico no deja de deparar sorpresas al neófito. Como descubrir que en verano no es cuando más cerca estamos del sol. Más bien al revés. Eso ocurre en invierno. ¿Y entonces el calor? Pues no depende tanto de la distancia sino del grado de inclinación de los rayos solares: calientan cuanto más perpendiculares (verticales) lleguen a la tierra. Pero el caso es que en los últimos años ese principio científico tampoco parece ceñirse siempre a la realidad. Porque lo mismo te mueres de sofoco que te cae encima un temporal para echarse a temblar de agua, frío, granizo e incluso nieve. Sin respetar si es verano o invierno.