«La Ertzaintza no está preparada para garantizar la seguridad en la Eurocopa 2020», dicen los sindicatos

Antidisturbios de la Ertzaintza escoltan a aficionados rusos en Bilbao. /L. C.
Antidisturbios de la Ertzaintza escoltan a aficionados rusos en Bilbao. / L. C.

Erne y Esan advierten de la carencia de efectivos y denuncian el «fracaso» del modelo policial vasco

David S. Olabarri
DAVID S. OLABARRI

La Ertzaintza no está preparada para «garantizar la seguridad» durante los partidos de la Eurocopa de 2020 que se jugarán en Bilbao. Así de rotundos se han expresado este jueves los dirigentes de los sindicatos Erne y Esan –que representan a más del 70% del cuerpo– durante una rueda de prensa organizada para denunciar el «fracaso del modelo policial» del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco y para anunciar una serie de movilizaciones frente a las comisarías y ayuntamientos que están sufriendo «más problemas de seguridad» por el «caos» policial. Empezarán el martes con una concentración frente el consistorio de Barakaldo para que la alcaldesa «meta presión» a la consejería para que aumente la plantilla en esta demarcación.

Más información

El «fracaso» en el modelo del que hablan se sustenta, a su juicio, en una serie de indicativos. Entre ellos, el «escandaloso» aumento en la comisión de una serie de delitos en 2018 –como las agresiones sexuales (37%), las estafas (36%) y los delitos contra el patrimonio–, el importante absentismo laboral –que supera el 10% en muchas unidades– y la «incapacidad» para hacer frente a la cascada de jubilaciones en el seno de la plantilla, que cuenta en la actualidad con unos 7.300 efectivos cuando debería llegar a los 8.000.

Según han explicado Roberto Seijo (Erne) y Eneko Urkijo (Esan), si el Ejecutivo no toma medidas para tratar de garantizar la seguridad durante la Eurocopa, se pondrán personalmente en contacto con la UEFA y con la Federación española de fútbol para advertirles de lo que está pasando. Según dijeron, el problema no reside en el plan para la modernización de la Brigada Móvil –los antidisturbios de la Policía vasca– que pactaron las centrales con el Gobierno vasco hace varios meses a raíz de la muerte de uno sus veteranos agentes mientras participaba en un dispositivo de seguridad en San Mamés. El problema es la falta de efectivos para poner en práctica un modelo de control de masas basado en los choques «cuerpo a cuerpo» y en el que no se contempla la utilización de escopetas de pelotas de goma. «No somos 'supermanes'. No se puede controlar bien la situación con 250 agentes de la Brigada Móvil si vienen 2.000 aficionados ingleses, por ejemplo», ha apuntado Urkijo. «Desde hace siete años no se forma a los agentes de Seguridad Ciudadana en labores de orden público», ha añadido Seijo. Lo que se necesita –insisten– es «mucho más personal». «Las patrullas están en mínimos históricos», han asegurado

Pero esta es sólo una de sus reivindicaciones. Otra es que se renuncie al actual modelo de investigación. Un proyecto que fue ideado en 2015 por el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, dirigido a reducir las tareas administrativas para potenciar las labores más genuinas de investigación. En principio, «parecía una buena idea». Pero en la práctica –han dciho– ha generado una «desbandada» de agentes por las malas condiciones laborales de los funcionarios que se dedican a recoger denuncias –muchas comisarías se han quedado sin apenas agentes para estas labores– y que, a su juicio, está relacionado con el aumento en el número de delitos.

Desde una perspectiva más general, las movilizaciones previstas por los sindicatos suponen el final de la tregua que las principales centrales habían firmado con el Ejecutivo autonómico a raíz de la firma del acuerdo para la modernización de la Brigada Móvil. Fuentes sindicales apuntan que durante estos meses, sin embargo, no se han producido avances en la negociación de un nuevo marco regulador de las condiciones de trabajo ni tampoco se han atendido sus requerimientos en otros ámbitos profesionales, como la «necesidad» de cambiar el modelo de investigación.