La Ertzaintza aumenta casi un 40% la partida para escoltar a mujeres maltratadas

Un agente de la Ertzaintza atiende a una mujer víctima de violencia de género./Luis Calabor
Un agente de la Ertzaintza atiende a una mujer víctima de violencia de género. / Luis Calabor

Otro de los grandes aumentos presupuestarios es el destinado a reformar las comisarías, «completar» la renovación del parque móvil y «modificar los sistemas de telecomunicaciones»

DAVID S. OLABARRIBILBAO

El proyecto de presupuestos del departamento de Seguridad para el 2019 crece un 2,18% respecto a este año. El Ejecutivo autonómico destinará más de 658 millones de euros –17 más que en 2018– para hacer frente a las necesidades de seguridad de Euskadi. Sobresale, en este sentido, el aumento cercano al 40% en la partida que se destinará a proporcionar protección privada a las mujeres maltratadas. Una inversión que llegará el próximo ejercicio a los 6,5 millones de euros –dos millones más que este años–, siempre y cuando las cuentas consigan el suficiente apoyo parlamentario para salir adelante.

El aumento en la partida destinada a sufragar la seguridad privada de las víctimas de violencia de género supone uno de los mayores incrementos porcentuales en los Presupuestos del área que dirige Estefanía Beltrán de Heredia, que se ha encargado de presentarlos este jueves en el Parlamento vasco. De hecho, estos 6,5 millones suponen la mayor parte de la suma reservada a nivel policial para este fin, aunque también se contemplan otra serie de inversiones menores de unos 500.000 euros en total. Entre ellas, las destinadas a una aplicación para mejorar el teléfono 'bortxa', el dispositivo que la Ertzaintza pone a disposición de las víctimas para que puedan comunicarse en situaciones de emergencia. También se contemplan «cambios» en el sistema de valoración de riesgos de las mujeres que acuden a denunciar y una actualización del material audiovisual que se utiliza en las comisarías para orientar a las mujeres que llegan en busca de protección.

Reformas

Otro de los grandes aumentos presupuestarios es el destinado a las inversiones. En concreto, a las reformas de las comisarías, «completar» la renovación del envejecido parque móvil y «modificar los sistemas de telecomunicaciones. El Departamento de Seguridad tiene previsto destinar a todo ello 19,5 millones de euros para inversiones, un 45% más que la cantidad presupuestada este año. Sólo en informática y telecomunicaciones está previsto gastarse 9 millones de euros. Y en las reformas de las ertzain-etxeas de Erandio, Basauri, Durango y Getxo, entre otras, se ha previsto una partida superior a los 4,3 millones. Además, para completar la renovación de vehículos de la Ertzaintza la inversión prevista superará el millón. Se destinará para la adquisición de una embarcación, motocicletas de Tráfico y vehículos específicos de otras unidades.

Como viene ocurriendo en los últimos años, uno de los pilares del proyecto presupuestario residirá en la renovación generacional de la Ertzaintza, que se enfrenta a una cascada de bajas en forma de jubilaciones que ni siquiera las incorporaciones de las últimas promociones es capaz de paliar. Esta misión, de enorme relevancia para el futuro de la Policía vasca, está siendo asumida por la Academia de Policía y Emergencias de Arkaute, que contará en 2019 con 17,8 millones de euros. Se trata de 1,3 millones más que este año. El aumento se debe, entre otras razones, a los gastos que se requieren para afrontar la formación de los 380 ertzainas de la 27 promoción, proceso que finalizará en julio.

Beltrán de Heredia también ha explicado que, dentro de este proceso regeneracional, la academia que dirige Malentxo Arruabarrena destinará una parte importante de este montante a la convocatoria y selección de «no menos» de 400 agentes que conformarán la 28 promoción de la Policía vasca. Este proceso de selección se convocará antes de que acabe este año y los aspirantes realizarán las pruebas en los meses siguientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos