Una calle para el ertzaina 'Ino' en la pedanía zamorana de Las Hedradas

La placa se ha descubierto este sábado./E. C.
La placa se ha descubierto este sábado. / E. C.

El pueblo natal del agente fallecido en los incidentes del Athletic-Spartak en San Mamés le rendirá homenaje el sábado

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERASBILBAO

Inocencio Alonso, «Ino», como todos le conocían en la Ertzaintza, nació hace 51 años en la pequeña pedanía zamorana de Las Hedradas, situada en la comarca de Sanabria, muy cerca de la frontera con Orense, por lo que todos hablan gallego. «Fue uno de los últimos en venir al mundo en el pueblo, después ya la gente iba a dar a luz al hospital», recuerda Juanjo, «muy agradecido» por el gesto de sus vecinos de dedicarle una calle y una fuente a su hermano. La placa se descubrirá hoy, a las siete de la tarde, en un homenaje en el que se llevarán también a Zamora las cenizas del agente.

Con apenas seis meses, siendo aún un bebé, 'Ino' y sus padres se trasladaron, como tantos otros en busca de un futuro más halagüeño, a la localidad vizcaína de Ermua, donde pasó el resto de su corta vida. El ertzaina, miembro de la Brigada Móvil, que había sido desplegada por los graves incidentes, cayó desplomado debido a una dolencia previa durante los enfrentamientos entre hinchas radicales del Athletic y el Spartak de Moscú, en la explanada de San Mamés el pasado 22 de febrero. Murió horas después en el hospital de Basurto.

«Queremos que la historia del pueblo la escriban personas normales como él. Para qué vamos a poner a una calle el nombre de un general si él murió, significativamente, en acto de servicio. Se lo merecen, sus padres, su hermano... están muy afectados», argumenta Felipe Lubián, alcalde de Lubián, mancomunidad a la que pertenece Las Hedradas junto con otras cuatro aldeas. Apenas tiene diez habitantes censados y 40 casas, pero en verano los vecinos se convierten en más de un centenar porque regresan todos los que tuvieron que emigrar en busca de trabajo con sus familiares. «Ino» lo hacía «todos los veranos y siempre que podía, en Semana Santa, por San Pedro... hasta que ocurrió lo que ocurrió«, dice el alcalde.

«Cuando venía alguien nuevo, algún novio o amigo, »Ino« se encargaba de que acabara en el pilón. Era un tío especial, un «tiarrón» de 1,85 metros, todo corazón«, recuerda su hermano. Por este motivo, sus vecinos han decidido dedicarle ese modesto manantial. Hoy pondrán un cartel en el que se leerá 'La fuente de Ino'. «Le gustaba, se divertía mucho allí, era su fuente, se lavaba la cara, bebía, jugaba...», apunta Lubián.

La banda de gaitas

La placa instalada en la calle, con la inscripción 'El ertzaina Inocencio Alonso' colgará de la fachada de la casa en la que nació. Tras descubrir el nombre, el alcalde dedicará «unas palabras de alivio para la familia y para ensalzar la figura del ertzaina». La banda municipal de gaitas se encargará de cerrar la ceremonia.

Además de los padres, sus dos hijos, el hermano y sus sobrinas, al acto acudirá una representación de la Policía vasca, según han anunciado en el Ayuntamiento de Lubián. Entre otros, se unirán al homenaje el nagusi de la Brigada Móvil y varios de sus compañeros, a título personal. También asistirá el alcalde de Ermua. Será un momento emotivo y para recordar. «He trabajado con él 20 años, era mi único hermano», dice Juanjo, que también es ertzaina. La idea partió de una prima de «Ino», que además es maestra y concejala en la localidad de Lubián.

«A él le gustaba mucho aquello, ha ido mucho, al menos dos semanas en agosto no se las quitaba nadie». Juanjo ha estado en Las Hedradas la semana pasada. No había ido desde que murió su hermano mayor y «me pasé tres días llorando, todo me recordaba a él y todo el mundo te daba el pésame». Aunque físicamente ya no pueda, el alma de «Ino» regresará este verano, como siempre, a Las Hedradas. Sus cenizas reposarán en aquella tierra, entre árboles y pallozas de piedra.

Las claves

Ceremonia
Una representación de la Policía vasca y el alcalde de Ermua han anunciado su presencia en el acto
Recuerdo de sus vecinos
«Queremos que la historia del pueblo la escriban personas nomales como él, que, significativamente, murió en acto de servicio»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos