La detenida en Mondragón por abandonar a su bebé es una menor que pasaba el fin de semana con su abuela

La Ertzaintza colocó una mampara en la zona en al que fue encontrada la recién nacida. / Kepa Oliden

La pequeña, que no sobrevivió, fue hallada con restos de placenta por un vecino que paseaba a su perro

AIENDE S. JIMÉNEZ

La mujer detenida en relación con el recién nacido hallado muerto el domingo bajo un coche en Mondragón es una menor de 17 años que no reside en la citada localidad, sino que pasaba el fin de semana en casa de su abuela. Fuentes relacionadas con el caso han informado de que la menor vive con su familia en una localidad navarra, aunque visitaba frecuentemente a su abuela, que reside en la calle Galicia, la misma en la que se encontró al bebé.

El recién nacido, al parecer una niña, fue encontrado al mediodía del domingo por un viandante que paseaba a su perro y observó restos de sangre bajo un vehículo estacionado en la mencionada calle, en la zona residencial Cristo Obrero. Un médico desplazado al lugar certificó la muerte del bebé, cuyo cadáver, que tenía restos de la placenta, fue levantado sobre las 16.00 horas y trasladado al Instituto de Patología Forense de San Sebastián para practicarle la autopsia.

Vecinos de la abuela de la chica han indicado que la menor arrestada llegó el viernes a Mondragón para pasar el fin de semana con su familiar y con su novio, domiciliado en la localidad de Eskoriatza. Uno de estos vecinos ha explicado que la menor acudió el domingo, después del hallazgo del bebé, al Hospital del Alto Deba para ser atendida de la hemorragia que sufría tras haber dado a luz a la niña, lo que desencadenó su arresto. De hecho, la menor se encuentra detenida en un centro hospitalario bajo custodia policial, tal y como ha confirmado el Departamento vasco de Seguridad.