La UPV/EHU escala posiciones en el ranking mundial de las 500 mejores universidades

La UPV/EHU escala posiciones en el ranking mundial de las 500 mejores universidades

La institución vasca se encuentra entre los únicos diez centros de España incluidos en la prestigiosa clasificación de Shanghái

J. L. ONDOVILLA | A. TORICES

La Universidad del País Vasco vuelve a estar de enhorabuena en un año marcado por los éxitos cosechados en las diferentes clasificaciones de excelencia que se llevan a cabo tanto dentro de España como en el extranjero. Si la UPV/EHU se situaba el pasado junio entre las 150 mejores instituciones académicas del mundo fundadas en los últimos cincuenta años -denominadas 'jóvenes'-, y un mes antes lograba en el ranking CWUR -referencia internacional por el contenido y objetividad de sus informes-, el puesto 359 a nivel global y el octavo en el listado nacional, ahora el centro dirigido por Nekane Balluerka ha obtenido un nuevo reconocimiento, mayor si cabe, a su labor investigadora y científica. «Haber subido un escalón dentro de un ranking tan exigente es una excelente noticia para la sociedad vasca y, especialmente para la Universidad del País Vasco. Es una de las mejores formas de dar cuentas de nuestro trabajo. Creo, de todos modos, que eso no debe llevarnos a ser complacientes, sino a mantener el mismo nivel de exigencia que nos ha conducido hasta esta posición», subrayó la rectora.

El prestigioso 'ránking de Shan-ghái' de las 500 mejores instituciones del mundo -una clasificación que elabora todos los años la Universidad Shanghai Jiao Tong-, ha elevado la posición de la UPV/EHU, hasta situarse entre los puestos 301 y 400. Y es que el listado se reparte por bloques (101-200; 201-300...), salvo los cien primeros centros, que sí aparecen enumerados. El ejercicio pasado, la Universidad vasca estaba en el último grupo (401-500), posición que mantenía desde hace cinco años al caer del cuarto al quinto bloque, aún así un registro meritorio si se tiene en cuenta que concurren todos los centros del planeta. Ahora, ha dado un paso de gigante, al avanzar de nuevo en la tabla y afianzar una proyección reconocida ya en infinidad de publicaciones científicas de primer orden con proyectos nacidos y desarrollados en los laboratorios y unidades investigadoras de la propia UPV/EHU.

El éxito de la institución vasca es aún mayor al analizar cómo queda España en el 'ránking de Shanghái'. La clasificación solo incluye a diez centros españoles entre los 500 mejores, uno menos que el año anterior, lo que confirma una pérdida de presencia en la élite mundial, con una goteo negativo y continuado desde 2015, cuando España alcanzó su máximo y logró colocar a 13 campus en este 'top 500', la UPV incluida. Como ocurre desde la primera edición, en 2003, no hay españoles entre los cien primeros y la Universidad de Barcelona es la única que logra estar entre los 200 mejores. La siguen la Complutense de Madrid, la Pompeu Frabra y la de Granada, todas ellas entre las posiciones 201 y 300. En el siguiente escalón están la Autónoma de Barcelona, la de Madrid y la del País Vasco, por orden alfabético. En el último bloque quedan la Politécnica de Valencia y las universidades de Santiago de Compostela y Valencia.

Harvard a la cabeza

La Universidad Shanghái Jiao Tong también publicó ayer la lista de las que considera las otras 500 grandes universidades del planeta, las clasificadas entre los puestos 501 y 1.000, la clase media mundial de la educación superior, muchos de cuyos centros -según aseguran los expertos asiáticos-, «tienen potencial» y pelean ya por dar el salto en próximos años al 'top 500'. La lista ampliada demuestra que 33 universidades españolas -todas públicas salvo la Universidad de Navarra- están entre las 1.000 mejores del mundo, un nivel que solo pueden acreditar el 6% de los centros de educación superior de los cinco continentes. Esto significa que el 64% de los campus públicos españoles, dos de cada tres, están entre los de mayor calidad del planeta.

Las diez primeras posiciones están copadas por las ocho principales universidades estadounidenses, con Harvard y Stanford a la cabeza, y por las dos ilustres británicas, Cambridge -que se asienta en el tercer puesto- y Oxford (séptima). La razón principal que aleja a las universidades españolas de los primeros puestos es que el 'ranking de Shanghái' valora esencialmente la investigación de muy alto nivel (sobre todo la científica y técnica) por encima de la docencia y prima con hasta un 30% de puntuación a las universidades con alumnos y profesores en posesión del premio Nobel o la medalla Fields (Matemáticas), de los que España carece. Roberto Fernández, presidente de los rectores españoles, además de recordar que para estar arriba en este ranking hay que poder fichar a premios Nobel, defiende que es más importante tener 33 universidades entre las 1.000 de mayor calidad que dos entre las cien mejores y el resto de bajo nivel, porque «lo importante es el sistema, que todos los centros tengan una calidad parecida y homologable a los europeos».

Temas

Upv