Los trabajadores de los colegios concertados se manifestarán esta tarde en Bilbao

Manifestación de profesores el pasado ocho de mayo./
Manifestación de profesores el pasado ocho de mayo.

La protesta pone fin a las movilizaciones de este curso, en el que se han registrado 24 huelgas, que continuarán en septiembre

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Los sindicatos de la enseñanza, ELA, LAB, Steilas, CC OO y UGT, han convocado a los cerca de 9.000 profesores y trabajadores de la red concertada a una manifestación esta tarde en Bilbao -a las 18.45- con la que cierran las movilizaciones de este curso en demanda de mejores condiciones laborales. Los cerca de doscientos colegios del sector de iniciativa social han soportado 24 jornadas de huelgas y pérdidas de días lectivos este año académico y concluirán las clases el mes próximo con la amenaza de nuevos paros en septiembre. La falta de acuerdo entre las centrales y las patronales - los trabajadores llevan con el mismo convenio laboral desde hace casi diez años-, ha derivado en un grave enfrentamiento entre las dos partes que mantiene la negociación bloqueada.

Los sindicatos ya habían anunciado que harían una movilización final para acabar el curso dando «visibilidad» a una lucha que no ha acabado, advierten. El principal motivo por el que no se ha logrado un acuerdo ha sido el incremento salarial. En su última propuesta, las centrales propusieron rebajar sus aspiraciones de recuperación del poder adquisitivo perdido, «cercano al 13%». En concreto, ofrecieron el IPC más un 3,5% durante los próximos años, una propuesta «cercana», argumentaban, a la que les hacía Kristau Eskola. Sin embargo, la patronal mayoritaria rechazó la propuesta. Defiende que las subidas de sueldos de los trabajadores del sector deben ajustarse a las que marca el Gobierno vasco, que es quien financia los salarios de los docentes. Cualquier incremento por encima del de los funcionarios obligaría a la red concertada a aportar unos recursos que aseguran no tener. Los sindicatos también reclaman una reducción de la carga de trabajo y la recolocación de los profesores que se queden sin empleo por los efectos de la caída de la natalidad, entre otras demandas.