Intervención en el Forum Europa

«La sociedad vasca es imposible de imaginar sin su universidad», destaca la rectora de la UPV

La rectora de la UPV, en el Forum Europa. /BORJA AGUDO
La rectora de la UPV, en el Forum Europa. / BORJA AGUDO

Nekane Balluerka destaca como uno de los principales logros de los últimos años la construcción de la nueva Facultad de Medicina y Enfermería junto al hospital de Basurto

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

La rectora de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), Nekane Balluerka, define la institución académica que dirige como «investigadora, enraizada en la sociedad vasca, que puesta por la internacionalización, con un liderazgo intelectual y un compromiso ético y social«, según ha resaltado en su intervención esta mañana en el Forum Europa. Ha destacado como uno de sus principales logros en los últimos años la construcción del nuevo edificio para la Facultad de Medicina y Enfermería en Bilbao, junto al hospital de Basurto, que abrirá sus puertas en el curso 2024-2025.

La responsable académica ha puesto de relieve el papel de la Universidad pública. «Se halla tan estrechamente unida a la sociedad vasca, incide de tal modo, que no hay forma de diferenciarlas. Es imposible de imaginar la sociedad vasca sin su universidad». Ha recordado que la UPV/EHU ha formado a más de 350.000 titulados, «miles y miles de médicos y abogadas, de maestros e ingenieras, personas que desempeñan tareas de responsabildidad en empresas, administraciones, universidades y organizaciones sociales».

La rectora ha defendido la «responsabilidad social» de la universidad, «que la premisa fundamental es que nadie quede fuera de la educación superior por causas distintas a la capacidad intelectual o la voluntad personal». Ha incidido, además, en que hay que diferenciar la «excelencia» con el «elitismo». «La UPV/EHU democratiza el acceso a la enseñanza y al conocimiento, pero eso no significa rebajar los estándares de rigor exigibles a una universidad de primer nivel, ni igualar los resultados a la baja. Es más, excelencia se contrapone con elitismo», subrayó.

Empleabilidad del 84%

Balluerka ha destacado las fortalezas de la institución académica, que atiende a 35.500 estudiantes de grado y 8.000 de máster y doctorado, entre ellas que la UPV/EHU se haya colocado entre las 400 mejores del mundo, según el ranking de Shanghai, y que la tasa media de empleabilidad de sus titulados supera el 84%. Pone en valor también su capacidad investigadora. «La UPV/EHU es el principal agente investigador del País Vasco, con 290 grupos reconocidos. Genera cerca del 60% de la labor científica que se hace en Euskadi y el año pasado obtuvo 40 millones de euros por su actividad«.

La responsable universitaria ha mencionado las cifras que avalan «el firme compromiso de la UPV/EHU por impulsar la transferencia de conocimiento al tejido económico y social», como los 1.300 contratos anuales con empresas y entidades que han supuesto «un ingreso anual de 9 millones». La Universidad pública vasca ha creado, además, 177 empresas que han generado 1.100 puestos de trabajo.

La construcción de la futura Facultad de Medicina y Enfermería es otro de los grandes «logros» que destaca la rectora. «No hablamos solo de un edificio, sino de todo un proyecto en torno a las Ciencias de la Salud. Nuestra facultad ha formado durante el último medio siglo a la mayoría de los profesionales que sustentan el sistema sanitario vasco. Balluerka se ha felicitado por que en la última prueba MIR, nueve estudiantes de la UPV/EHU han quedado entre los 50 primeros.

La dirigente universitaria apunta también algunos retos, como el de seguir trabajando las políticas de Igualdad. «Es uno de los valores a los que estamos dedicando más esfuerzos. Pero cuando analizamos el nivel de catedráticas, investigadoras principales o directoras de tesis doctorales comprobamos que hay mucho camino por andar«, admite. Balluerka apuesta por no incrementar las tasas académicas y combatir el «exceso de burocracia» y ha ofrecido al Gobierno vasco la colaboración de la UPV/EHU, porque cuenta con la «solidez necesaria», para la elaboración del próximo plan de Ciencia, Tecnología e Innovación.