Indignación en las familias por los diez días más de huelga en los colegios concertados

Indignación en las familias por los diez días más de huelga en los colegios concertados

Realizarán cuatro paros consecutivos en marzo, cuatro en abril y dos en mayo, que se suman a los 14 de este curso

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Los sindicatos ELA, LAB, Steilas, UGT y CC OO han decidido convocar diez días más de huelga este curso en la red concertada en la reunión que han mantenido esta mañana para valorar los últimos contactos con la patronal Kristau Eskola. Las centrales llevarán a cabo cuatro paros consecutivos en marzo (del 12 al 15), cuatro en abril (1, 2, 3 y 4) y dos más en mayo (8 y 9), con lo que alcanzarían las 24 jornadas perdidas de clase este curso, lo que ha provocado la indignación de las familias. Este nuevo período de movilizaciones para reclamar un convenio laboral en los colegios de iniciativa social, en los que estudian más de cien mil alumnos, incluye también una manifestación el próximo 28 de febrero.

La decisión de continuar con los paros la han tomado esta mañana en una reunión en la que han analizado los últimos contactos que habían tenido con la patronal mayoritaria, Kristau Eskola. Las centrales consideran que los responsables del sector «siguen sin presentar propuestas y contenidos que respondan a las reivindicaciones de los trabajadores» por lo que, dicen, «no nos queda otro camino que endurecer la dinámica de movilizaciones», han indicado en una nota.

«Nuestro calendario de movilizaciones ha dado tiempo a las patronales para que planteasen propuestas satisfactorias sobre las reivindicaciones que hicimos, pero en todo este tiempo no han manifestado ninguna voluntad de acuerdo», argumentan. «Tras los 8 días de huelga de enero, Kristau Eskola convocó reuniones con cada sindicato. Sin embargo, en estos encuentros ha seguido sin proponer contenidos serios que respondan a nuestras peticiones, lo que evidencia que su único objeto era intentar crear fricciones entre los sindicatos». Censuran que el Gobierno vasco «tampoco está actuando con la responsabilidad que le corresponde» porque «ha encaminado sus esfuerzos a justificar su inacción y evitar implicarse realmente en la resolución del conflicto».

Los portavoces de ELA, STEILAS, CC OO, LAB y UGT aseguran que «comparten» la «preocupación» de las familias, en referencia ala continua pérdida de jornadas lectivas y sus consecuencias en el rendimiento académico de los alumnos. «Es una grave irresponsabilidad que siga sin haber propuestas serias de las patronales y que tampoco haya movimientos por parte del Gobierno vasco. Los sindicatos tenemos voluntad para llegar a acuerdos, y estamos dispuestos a empezar una negociación seria, con contenidos».

Las familias, indignadas

La reacción de las familias no se ha hecho esperar. Las federación de asociaciones de padres de los colegios católicos (FECAPP) ha mostrado su indignación ante la nueva convocatoria de paros, una situación «que está desgarrando la enseñanza concertada». Reiteran que «nada justifica» la «pérdida de más horas lectivas» y muestran su temor a que «se ponga en riesgo el curso escolar» y a las graves consecuencias para los alumnos que preparan la Selectividad.

«El alumnado vasco de segundo de Bachillerato de este año académico 2018-2019 va a quedar marcado para toda su vida como la generación que perdió el 25% de las jornadas lectivas por la falta de acuerdo en la negociación de una mesa laboral», critican. Los representantes de las asociaciones de padres acudirán el día 14 de febrero a la oficina del Ararteko y han solicitado su comparecencia en la comisión de Educación del Parlamento vasco.