Inglés para acabar la Selectividad

Varios alumnos tras terminar unos exámenes./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Varios alumnos tras terminar unos exámenes. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Miles de alumnos vizcaínos han completado tres días de exámenes que marcarán su futuro profesional y ponen fin a una etapa de sus vidas

TERRY BASTERRA

Fin a la Selectividad, a tres días de unos exámenes que han sido hasta el momento los más importantes de su vida. Fin a los nervios, a las semanas de estudios, a quitarse horas de sueño... Pero también fin a una etapa. Adiós al colegio, al instituto y a buena parte de los que han sido sus compañeros de clase durante años. Ante sí un nuevo mundo académico. Un tiempo para empezar de nuevo, construir grandes amistades y adquirir la formación necesaria para desarrollar su futuro profesional.

Miles de jóvenes vascos han acabado este viernes la Evaluación de Acceso a la Universidad, la antigua Selectividad. El grueso de los 11.500 matriculados –5.800 de ellos en Bizkaia– han acabado esta 'prueba de fuego' con el ejercicio de Inglés. A la salida la relajación de las caras de los chavales lo decía todo. El trabajo ya estaba hecho y la suerte echada. Ahora toca celebrarlo y disfrutar. A la puerta de la Escuela de Ingeniería de Bilbao un grupo de alumnos lo festejaban con Cava y Lambrusco. Otros hacían promesas a sus compañeros. Les invitarían a una cena o a unas copas en caso de lograr la media que necesitan para cursar el grado de Medicina o el de Biología.

La mayoría hace planes para dentro de unas horas. «Va a ser una noche larga. Tiene toda la pinta de que veremos amanecer», comentaba a la salida Izar Martín. Él y su grupo del Colegio Maristas de Bilbao se van a juntar para celebrar el fin de estos exámenes, pero también el de una etapa. Y son conscientes de ello. Como también lo son Sheila Rial, Edurne Cervantes y Judith Andrés, del Colegio Zabalburu. «Esta noche estaremos todos los de clase. Va a ser como una despedida», apuntaban.

Pero antes de empezar su andadura en la Universidad estos alumnos tienen un verano por delante para el que no les faltan planes. «Tres de la cuadrilla nos vamos a recorrer el Camino de Santiago. Otros viajarán por Europa o se 'escaparán' a algún punto de España», comentaba Iñigo Zorrilla, Ander Fuentes y César Quintana, del Colegio La Salle.

Las optativas

También hay quien hará de Bizkaia y sus alrededores su terreno de ocio veraniego. «Vamos a recorrer las fiestas de todos los pueblos, ir el mayor número de días posible a la playa y hacer mucho deporte. Vamos a intentar estar el máximo tiempo posible fuera de casa», avanzaban Amets Baranda, Virginia López e Irati Fernández, de Maristas.

Estas tres chicas valoraban también los exámenes de estos días. «Pensábamos que iban a ser más difíciles, excepto del de Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, que ese sí que fue duro».

La prueba de Inglés, la última de las asignaturas obligatorias, se ha compuesto de un ejercicio sobre un texto que hablaba de los beneficios de la música u otro sobre los efectos de la industria de la moda en los trabajadores de países asiáticos. Después ha sido el turno de tres optativas –Física, Historia de la Filosofía o una segunda lengua extranjera– para aquellos estudiantes que aspiran a obtener una media más alta. La mayoría de los alumnos vascos superarán la Selectividad. El pasado año la suspendieron solo dos de cada cien.

Información relacionada