El Gobierno vasco da el visto bueno al documento que recoge el futuro modelo educativo vasco

El Gobierno vasco da el visto bueno al documento que recoge el futuro modelo educativo vasco
Fotolia

El texto, con el que se quiere alcanzar un pacto escolar en Euskadi, apuesta por el euskera, la autonomía de los centros, nuevas metodologías de la enseñanza y un reparto más justo de los alumnos con mayores necesidades entre centros

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

El pacto educativo en Euskadi ha dado un nuevo paso este martes. El Gobierno vasco ha aprobado el documento 'Bases para el Acuerdo en la Educación', un texto elaborado por expertos que representan a todos los sectores de la enseñanza y que recoge las aportaciones de los agentes de la enseñanza y del Consejo Escolar. La propuesta, que deberá ahora pasar por el Parlamento vasco, marca las líneas generales del futuro de los aprendizajes en las aulas vascas y pretende servir como punto de partida para la elaboración de la nueva ley. Plantea un «marco propio», plurilingüe con el euskera como eje central, que potencie la autonomía de los centros y con un reparto equilibrado de los alumnos con mayores necesidades entre colegios. La propuesta también apuesta por la introducción de nuevas metodologías, medidas para mejorar la convivencia entre alumnos y un modelo propio de evaluación que sirva para mejorar el sistema.

La consejera de Educación ha defendido la necesidad de lograr un acuerdo en la comunidad escolar que permita asentar «unos principios duraderos» para la enseñanza vasca. «La Ley de la Escuela Pública Vasca cumple este año 2018 veinticinco años de vigencia. Los cambios que se han producido en la sociedad y, en particular, en el sistema educativo han sido vertiginosos. Es preciso repensar y reformular el modelo vasco para adaptarlo al nuevo contexto, y con el fin de preparar a la sociedad para hacer frente a los retos que en un futuro inmediato se plantearán, también en el ámbito educativo», ha argumentando Cristina Uriarte en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. Las asociaciones de padres de la escuela pública y los sindicatos abertzales son los más críticos con el proyecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos