El Gobierno vasco impone líneas de trabajo comunes para las tres universidades vascas

Los rectores Vicente Atxa (Mondragon Unibertsitatea), Nekane Balluerka (UPV) y José María Guibert (Universidad de Deusto) /IÑAKI ANDRÉS
Los rectores Vicente Atxa (Mondragon Unibertsitatea), Nekane Balluerka (UPV) y José María Guibert (Universidad de Deusto) / IÑAKI ANDRÉS

El Ejecutivo aprueba el Plan del Sistema Universitario 2019-2022, que prevé un incremento presupuestario de casi el 10%

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

El Gobierno vasco obligará a las tres universidades de Euskadi –la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), Deusto y Mondragón– a incluir en sus programas académicos una serie de objetivos y líneas de trabajo «estratégicas», que serán comunes y definidas previamente por el Ejecutivo. La medida no pretende encorsetar la labor docente de las instituciones universitarias, ya que cada una de ellas podrá «desarrollar sus propias acciones independientes», según se ha comprometido la consejera de Educación, Cristina Uriarte.

Los cinco ejes de trabajo fijados por el ejecutivo de Vitoria buscan, por un lado, la consolidación del sistema universitario vasco en el ámbito internacional, así como dar un mayor impulso a las relaciones entre la universidad y la empresa con el fin de «incrementar la empleabilidad en puestos acordes al nivel formativo de los titulados». El Ejecutivo también exigirá a las universidades una formación «sólida e innovadora respecto a su planificación, contenidos e implementación» y el desarrollo de «una investigación de excelencia» que favorezca la internacionalización del conocimiento generado en Euskadi

La quinta línea estratégica, bautizada como 'Eje Comunidad Universitaria', buscará la consecución de diferentes hitos en tres ámbitos de intervención diferentes. Educación quiere que las tres instituciones académicas, al unísono, trabajen por el fomento de la igualdad de género, «con acciones dirigidas por ejemplo a la lucha contra la brecha salarial o el impulso de las vocaciones científicas en las mujeres», la extensión del uso del euskera y la equidad.

Formación académica y empresarial

El fondo para la financiación de las tres universidades aumentará con este nuevo plan en un 9,6%% con relación al anterior cuatrienio. Entre éste y los próximos tres años, el Gobierno vasco dedicará a la educación universitaria un total de 1.411 millones de euros, lo que supone un incremento de 124 millones respecto al plan anterior. «Este importe irá dirigido a cubrir las necesidades de financiación, garantizando a la Universidad del País Vasco un modelo de financiación «suficiente para el cumplimiento de sus finalidades y la mejora de la calidad», así como para garantizar el «cumplimiento de unos objetivos (comunes) para todas las universidades del sistema» de Euskadi, ha afirmado la consejera.

El Gobierno vasco confía en que este plan aumente de 471 a 1.750 el número de alumnos matriculados en titulaciones oficiales con mención dual (formación académica y empresarial) y permita, asimismo, aumentar en un 25% el número de investigadores Ikerbasque adscritos a las universidades. Cristina Uriarte confía, además, en incrementar en un 17% las publicaciones científicas de las universidades vascas en estos cuatro años y, entre otros objetivos, pasar de un 52% a un 60% el personal docente investigador bilingüe.