Familias de colegios afectados por el conflicto laboral ven «injusta» la postura del Ararteko

Los niños juegan en el patio durante una jornada de huelga en el colegio Jesuitas./Fernando Gómez
Los niños juegan en el patio durante una jornada de huelga en el colegio Jesuitas. / Fernando Gómez

Manuel Lezertua rechazaba la petición de padres y sindicatos de que el Departamento de Educación participe en la búsqueda de una solución

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Asociaciones de padres de alumnos (Ampas) de una treintena de colegios afectados por el conflicto en la red concertada califican de «sumamente injustas» las declaraciones del Ararteko en las que advertía a las familias de que si habían decidido enviar a sus hijos a «centros privados, no pueden pretender que el funcionamiento de los mismos se regule desde el sector público». De esa forma, el Defensor del Pueblo vasco, Manuel Lezertua, rechazaba la petición de padres y sindicatos de que el Departamento de Educación participe en la búsqueda de una solución a un litigio que ha provocado ya 22 jornadas de huelga este curso.

Las Ampas dicen que esas declaraciones han caído «como un jarro de agua fría» en un momento en el que ven «cómo el derecho a la educación de nuestros hijos está vulnerado». «Sentimos mucho cansancio por los problemas que nos causa el conflicto y, además, sentimos que nadie nos apoya ni se preocupa por nuestra situación», se lamentan. Argumentan que la elección de centro y la existencia de la red concertada está «recogida por ley», y que el funcionamiento de los centros lo regula la Administración. «Por ello, el Gobierno vasco está obligado a intervenir. Pero, además, ¿puede alguien considerar que algo que afecta a la mitad del alumnado vasco es algo privado?», se preguntan.