Educación anuncia que pretende elevar un 36,5% el presupuesto de becas en dos años

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque. / Efe

La ministra Celaá asegura que la ley de reforma educativa contará con unos fondos propios y «suficientes» para su implantación

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

La ministra de Educación y FP ha anunciado este jueves que el objetivo del Gobierno es elevar el presupuesto de becas para todos los niveles educativos en un 36,5% entre 2019 y 2020, con lo que se batirían todos los récords de recursos para este fin de la serie histórica.

Celaá explicó que en 2020 se destinaría a la partida de becas y ayudas generales al estudio 2.006 millones de euros, 536 millones más de los aportados al mismo fin en 2018, con lo que aseguró que se aumentaría el número de beneficiarios, pero sobre todo la cuantía media que recibe cada estudiante, que, en el caso de los universitarios, se ha reducido en unos 600 euros de media desde el comienzo de los recortes en 2012. Los últimos datos sobre beneficiarios, que son del curso 2017-18, indican que lograron beca en España 682.096 alumnos.

La ministra recordó que si el Ejecutivo logra sacar adelante en el Congreso su proyecto de Presupuestos, la partida de becas, desde la educación obligatoria hasta la universidad, ya contará en 2019 con 1.620 millones de euros, 150 millones más que el año anterior, con un 10,2% de mejora. No obstante, según sus palabras, el gran salto llegaría en 2020, cuando el incremento de la partida sería de 386 millones, con una mejora anual del 23,8%. Estas cantidades, según Celaá, permitirían aplicar el nuevo modelo de ayudas al estudio en el que ya trabaja con toda la comunidad educativa y las autonomías en el Observatorio de Becas, que se centrará en asignar más fondos para los que más los necesitan.

El ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, que compartió con Celaá rueda de prensa, añadió que su departamento, que comparte la política de becas con Educación, ha recuperado este año las llamadas becas Séneca, paralizadas por los recortes desde 2013. El fin de estas ayudas, que en 2019 contarán con tres millones de euros de presupuesto, es financiar a alumnos con buenos expedientes académicos que quieren realizar alguno de los cursos de sus estudios en otra universidad española.

La titular de Educación destacó que los presupuestos de su departamento para 2019, que cuentan con 2.321 millones y una subida del 7,8% -la media de los ministerios es del 4%-, incluyen una partida de nueva creación para fomentar la movilidad de los profesores para intercambiar experiencias formativas y para fomentar proyectos de innovación educativa, que inicialmente se dotará con 450.000 euros, pero que se quiere incrementar de forma progresiva.

La ministra Celaá aseguró, por otra parte, que la ley de reforma del sistema educativo, que el Gobierno quiere remitir al Congreso para su debate y aprobación el próximo mes, contará con recursos presupuestarios propios y «suficientes» para su implantación que, si su departamento logra aprobarla antes del verano, se extendería en tres fases hasta el curso 2021-2022. Indicó que el proyecto llegará al Parlamento con una memoria de económica que se tramitará en paralelo a la ley.

Prácticas externas bonificadas

Los titulares de Educación y Ciencia también quisieron tranquilizar a estudiantes y centros educativos al asegurar que la reforma aprobada en diciembre, que obliga a dar de alta y a cotizar por todos los alumnos que realicen prácticas académicas externas en empresas, entidades o instituciones, no va afectar ni al número de plazas para becarios ni va a suponer un sobrecoste para universidades o institutos (ya que también afecta a la FP).

La reforma, que no se aplicará hasta el curso 2019-2020, se negocia ahora con representantes de la comunidad educativa. Duque anticipó que, para evitar gastos adicionales a los centros de estudio y reducción de becarios, las cotizaciones a la Seguridad Social de los alumnos con prácticas curriculares, las que son obligadas para poder titularse, se bonificarán «de forma total o en la mayor cuantía posible».

El titular de Ciencia destacó que el Gobierno, en los Presupuestos para 2019, ha hecho un esfuerzo para aumentar los recursos para el desarrollo del I+D+i en España, con una fuerte caída de subvenciones durante la crisis. Indicó que el bloque de ayudas directas para investigadores y centros de investigación ascenderá a 2.845 millones de euros, con una subida de 212 millones y del 8%.

Duque también se comprometió a mejorar la bajísima ejecución de la enorme partida que cada año el ministerio presupuesta para préstamos a empresas e investigadores para el desarrollo de proyectos de investigación, que en 2019 sería de 3.884 millones. Indicó que en 2018 ya han logrado elevar al 14% la ejecución de estos créditos, desde el pírrico 7% de 2017, pero que impulsarán medidas para que estos recursos sean más utilizados.