Deusto, cuarta universidad con mejor inserción laboral de España; la UPV, en el puesto 29

Estudiantes en la Universidad de Deusto./Luis Ángel Gómez.
Estudiantes en la Universidad de Deusto. / Luis Ángel Gómez.

El Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y la Fundación BBVA ha analizado la empleabilidad de 63 instituciones académicas

ELCORREO.COM

La Universidad de Deusto es la cuarta más activa en empleabilidad de España y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ocupa el puerto 29 de esta clasificación. Así se recoge en el estudio titulado 'Itinerarios de inserción laboral y factores determinantes de la empleabilidad: formación universitaria versus entorno', presentado hoy por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y la Fundación BBVA, que ha estudiado 63 universidades españolas.

En el primer lugar de esta lista se sitúan la Universidad de Valencia, la Politécnica de Valencia y la Politécnica de Madrid y, a continuación, Deusto y Pompeu Fabra.

Todas ellas reúnen las principales características que determinan el impulso del empleo entre los estudiantes, como son contemplar este tema como objetivo estratégico, ofertar las titulaciones con mayor empleabilidad, promover la movilidad de los estudiantes y apostar por la calidad del profesorado. El informe refleja «la heterogeneidad del sistema universitario y que existe un margen de mejora» para fomentar el empleo entre los estudiantes.

El trabajo lo ha dirigido el director de investigación del IVIE, Francisco Pérez, y ha sido realizado por los investigadores Joaquín Aldás, José María Peiró y Lorenzo Serrano, todos catedráticos de la Universidad de Valencia, en colaboración con el equipo técnico del IVIE formado por Belén Miravalles, Ángel Soler e Irene Zaera.

Francisco Pérez ha recalcado la «responsabilidad importante» de las universidades en la empleabilidad de sus titulados y ha abogado por la «cultura de la movilidad». En este sentido, ha recordado que, en el curso 2016-17, el 14,2 % alumnos de grado estudiaban en otra comunidad, los de máster eran un 26,7 %, y al extranjero salían un 15 %.

Las variables que ha tenido en cuenta el informe para la empleabilidad son: formación recibida (titulación, TIC, idiomas, estancias en otras universidades, prácticas en empresas, satisfacción con los estudios y comunidad en la que estudia), características personales (sexo, edad, nacionalidad y capacidad), métodos de búsqueda de empleo e influencia del entorno (comunidad de residencia y tasa de paro regional).

En función de la autonomía en la que se gradúan los universitarios la tasa de empleo varía casi 16 puntos porcentuales (datos de 2016).

Las diferencias entre titulados ocupados oscilan entre el 82,8 % de Cataluña y el 66,9 % de Canarias; las tasas de paro varían entre el 11 % de Cataluña y el 26,1 % de Andalucía. En el caso de Euskadi, la tasa de empleo de los titulados universitarios es del 78,5 %, la tasa de paro del 16 %.

Sanitarios e ingenieros, los que mejor se colocan

Un 22,4 % de los titulados ocupan puestos para los que, teóricamente, no se requiere cualificación; un 21,4 % no tiene empleos estables y un 25 % cobra por debajo del salario medio de un bachiller.

Los titulados en Ciencias de la Salud o Ingeniería consiguen tasas de empleo más altas que los de Artes y Humanidades, con diferencias que llegan a 47,4 puntos porcentuales. Las estancias en el extranjero o prácticas en empresas, por su parte, mejoran la probabilidad de trabajar en un 3,6 % y un 1,7 %, respectivamente.

En cuanto a la edad y nacionalidad, los menores de 35 años tienen un 3 % menos de probabilidad de emplearse y los españoles un 6 % más.

 

Fotos

Vídeos