La UPV aprueba un presupuesto de 422 millones de euros, 2,9% más que en 2018

La UPV aprueba un presupuesto de 422 millones de euros, 2,9% más que en 2018

«El incremento consolida los recursos financieros», dice la rectora aunque destaca que «la Universidad pública exige una amplio compromiso político y social»

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

El Consejo de Gobierno de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) dio este jueves el visto bueno al proyecto de presupuestos para 2019, que ascienden a 422,05 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,9% respecto del año pasado. La parte más importante -320 millones- procede del Gobierno vasco y el resto de tasas académicas, concesiones administrativas y contratos con otras entidades. Las cuentas se aprobaron con 26 votos a favor, ocho abstenciones y ninguna papeleta en contra.

«Este incremento consolida los recursos financieros de la Universidad», valoró este jueves la rectora, Nekane Balluerka, y defendió que «la elaboración de los presupuestos se ha visto guiada por principios de responsabilidad, eficiencia y sostenibilidad». «Hemos dejado atrás los momentos más duros de la crisis económica, pero tenemos importantes retos por delante y confiamos en responder con los recursos de los que ahora disponemos. Así y todo, pensamos que la apuesta por la Universidad pública exige un amplio compromiso político y social», destacó la rectora.

La mayor parte de los recursos económicos, por encima del 76%, se destinan a los gastos de personal. El resto de las partidas se distribuyen entre investigación, equipamientos y actividades de los centros y departamentos. El proyecto pasará ahora al Consejo Social de la institución académica para su aprobación definitiva.

Ayudas a alumnos

El sindicato LAB censuró este jueves que el presupuesto «vuelve a ser insuficiente» y solicitó «mayor financiación pública». La central expresó su «desacuerdo» y «preocupación» ya que considera que la UPV/EHU precisa más recursos de la Administración «para hacer frente a su actividad y responder a las necesidades que se le presentan en docencia, investigación, transferencia y servicios», así como para «garantizar al estabilidad y unas condiciones laborales no discriminatorias».

El Consejo de Gobierno aprobó también este jueves las ayudas a alumnos con dificultades para el pago de la matrícula, por circunstancias económicas sobrevenidas o que perduren en el tiempo una vez iniciados los estudios universitarios -ya que para las rentas bajas hay becas del Gobierno vasco-. Las personas que reciben estas subvenciones deben devolverlas en metálico o mediante el desarrollo de actividades de colaboración en la Universidad.

Desde que en el curso 2012-2013 se puso en marcha este programa, 149 estudiantes han recibido este tipo de aportaciones económicas. Hasta ahora 39 han acabado la carrera. «El hecho de que haya alumnos que hayan podido terminar sus estudios universitarios gracias a estas ayudas nos anima a seguir manteniéndolas mientras haya personas que las necesiten», comentó este jueves Balluerka, que garantizó la continuidad de este programa para que «nadie se quede atrás por razones económicas». En los últimos cursos ha disminuido el número de solicitudes, «debido probablemente a que la situación económica va mejorando», añadió.

Tribunal de Cuentas detecta «deficiencias puntuales»

La UPV/EHU cumplió en el ejercicio de 2016 con los principios de «equilibrio y sostenibilidad» financieros exigidos por la Ley, según el informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP). El tribunal concluye que «ha cumplido razonablemente» con la normativa legal, si bien ha detectado «deficiencias puntuales» tanto en el área de gastos de personal como en contratación administrativa. Detalla que se abonó a los profesores retribuciones por más de 600.000 euros por conceptos no previstos en la normativa reguladora. Además, superó el límite del 40 % de la plantilla docente e investigadora (PDI) con contrato laboral temporal y el presupuesto en Cursos de Verano.

Temas

Upv