15.000 jóvenes han logrado su primer empleo a través de programas del Gobierno vasco

Beatriz Artolazabal, Iñigo Urkullu, Txema Corres y Juan Antonio Sánchez (Confebask), y Cristina Uriarte. /E. J.
Beatriz Artolazabal, Iñigo Urkullu, Txema Corres y Juan Antonio Sánchez (Confebask), y Cristina Uriarte. / E. J.

El lehendakari pide a las empresas vascas que mantengan «su confianza en la juventud» en un encuentro de Confebask sobre la FP

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

El Gobierno vasco «adquirió el compromiso de facilitar una primera experiencia laboral a 20.000 jóvenes de cara al año 2020», recordó ayer el lehendakari en Bilbao. Iñigo Urkullu aseguró que «en los dos primeros años hemos alcanzado el 75%» de aquella meta. «Hemos conseguido ofrecer una primera oportunidad a 15.000 jóvenes». Lo detalló en la jornada 'Juventud, Empresa vasca y FP', organizada por Confebask en el Palacio Euskalduna para celebrar los 25 años de entrega de diplomas a los jóvenes que han concluido sus estudios de Formación Profesional en Euskadi.

Esos 15.000 estudiantes encontraron sus empleos «a través de los programas Lehen aukera, Transición del mundo educativo al laboral, Apoyo al emprendimiento, los programas locales de empleo, ofertas de empleo público, contratos de relevo y las becas de formación-empleo», precisó Urkullu para subrayar el mensaje de fondo del encuentro: «Es necesario colaborar para formar a la juventud, favorecer su integración laboral y ganar competitividad en las empresas». El lehendakari situó «la apuesta por la juventud» en el conjunto de grandes «retos que tenemos por delante», junto con «la educación, el problema demográfico, la innovación y la internacionalización». Todos ellos «están relacionados» y requieren una estrategia conjunta, basada en la «colaboración».

En uno de esos problemas puso el acento el presidente de la patronal vasca, Confebask, Roberto Larrañaga. «Somos una sociedad que envejece rápido», recordó. «Hay un claro descenso en la curva demográfica y no es de extrañar la preocupación de las empresas». Porque van a hacer falta personas, «pero además con la cualificación necesaria para mantener la competitividad». No se va a poder competir «bajando precios, así que lo vamos a hacer creando y apoyando el talento», enfatizó Larrañaga. Es ahí donde el compromiso empresarial «con el modelo vasco de FP», en el que las prácticas y el aprendizaje en las propias compañías es clave, entra en juego.

Larrañaga recordó que la Formación Profesional que se imparte hoy en Euskadi «es un referente tanto en el Estado como en la UE». Entre un 85% y un 96% de quienes se titulan «logran incorporarse a la empresa». Este año han obtenido el título 11.000 jóvenes en todas las ramas, que han realizado prácticas en más de 8.500 empresas con otros tantos instructores.

Más chicas

Pero hay cuestiones en las que se debe mejorar. Entre ellas «el de la presencia de las chicas, particularmente en el lado industrial, en donde solo son un 10%» del total de estudiantes. «No podemos prescindir del talento de la mitad de la población estudiantil de Euskadi», aseveró el presidente de Confebask. Un mensaje que también lanzó la consejera de Educación, Cristina Uriarte: «El porcentaje de incorporación de ellas a los ciclos industriales ha aumentado, pero no lo suficiente. Estamos incidiendo en esto». Además de Uriarte, que clausuró la entrega de diplomas, participaron en el encuentro las consejeras Beatriz Artolazabal, de Empleo y Políticas sociales; y Arantxa Tapia, de Desarrollo Económico e Infraestructuras.

 

Fotos

Vídeos