Las nubes impedirán ver hoy el eclipse de Luna desde Euskadi

Las nubes impedirán ver hoy el eclipse de Luna desde Euskadi
J. M. Benítez y C. Zafra

El fenómeno comenzará a las 21.30 horas y alcanzará su máximo a las 22.21 horas, cuando el satélite se encuentre en el centro de la sombra de la Tierra

Luis Alfonso Gámez
LUIS ALFONSO GÁMEZ

«Si quieres ver el eclipse total de Luna deste viernes, coge el coche y 'baja' hasta Burgos o La Rioja», recomienda José Félix Rojas, investigador del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco. Las nubes impedirán disfrutar en Euskadi de un fenómeno astronómico por fortuna bastante frecuente. La previsión meteorológica es tan mala que la Agrupación Astronómica Vizcaína (AAV) ha suspendido la observación abierta al público que había organizado con sus telescopios para a partir de las 21.30 horas en el monte Argalario (Barakaldo), desde donde hay un horizonte Este despejado.

Un eclipse lunar se produce cuando la Tierra se interpone entre el Sol y el satélite. La sombra que proyecta nuestro planeta hace que, al cruzarla, la Luna se oscurezca y enrojezca como el Sol al amanecer y en el ocaso. Ese cambio de color –que lleva a los anglosajones a hablar de 'luna de sangre' y se da en todos los eclipses– se debe a que la atmósfera terrestre enrojece y redirige la luz del Sol hacia la zona de sombra. Una vez que la Luna entre en la penumbra –zona donde la Tierra solo bloquea parcialmente la luz solar– su disco irá oscureciendo poco a poco y, al entrar en la umbra –la parte central de la sombra terrestre–, enrojecerá hasta alcanzar el máximo en su centro, punto a partir del cual el que empezará a perder el color rojizo. Un eclipse es parcial cuando solo una parte de la Luna pasa por la umbra y total cuando pasa toda, como este viernes.

A diferencia de los eclipses solares, los lunares pueden verse sin ningún tipo de protección. «Es un fenómeno llamativo, muy bonito», indica Rojas. El de este viernes empezará a las 19.15 horas, cuando todavía en Euskadi brille el Sol, y terminará hacia las 1.28 horas de mañana. Será el eclipse lunar más largo del siglo XXI, con 103 minutos en la fase de totalidad, 3 minutos menos que el del 16 de julio de 2000. «Eso no hace que sea algo especial», dice el astrónomo vizcaíno, para quien «lo único peculiar de este eclipse es que, para nosotros, ocurre cuando la Luna está saliendo, cuando está muy baja en el horizonte Este».

Desde Baleares y la zona oriental de la Península, si gozan de cielos despejados, podrán ver a la Luna oscurecerse en la zona de penumbra al inicio del eclipse. En Euskadi, la veremos por primera vez ya en la zona de umbra, ya rojiza. El máximo del eclipse total –el máximo enrojecimiento lunar– se alzará a las 22.21 horas, momento a partir del cual la Luna comenzará a ganar brillo, aclarando su color. «Si estás en un sitio donde se ve todo el eclipse y tienes una buena cámara de fotos, podrías ponerla en un trípode y sacar una secuencia de todo el eclipse, desde su inicio hasta su final. Es una pena que aquí vayamos a tener el cielo encapotado», lamenta Rojas. El próximo eclipse lunar total, en enero de 2019, también será visible desde Euskadi. Si las nubes lo permiten.

J. M. Benítez y C. Zafra