Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Mañana vuelve el viento y la nieve

La nieve puede caer a 800 metros. /JESÚS ANDRADE
La nieve puede caer a 800 metros. / JESÚS ANDRADE

Carranza ha acumulado esta semana los registros más altos de lluvias y en Oiz el viento alcanzó 132 kilómetros

Itsaso Álvarez
ITSASO ÁLVAREZ

Mañana amanecerá con cielo nuboso, pero se irá despejando durante la segunda mitad del día. Se esperan lluvias débiles de madrugada y viento flojo a moderado de componente oeste. Las temperaturas mínimas en ligero descenso y máximas en ligero ascenso. El domingo tampoco será un día de postal. Las fotos del cielo saldrán con nubes y lloverá bastante más. Se esperan incluso algunas tormentas. «Es probable que la cota de nieve vaya bajando durante el día hasta rondar por la tarde-noche los 800-1000 metros», indican desde Euskalmet. Pero lo peor sucederá en el mar. La Dirección de Emergencias del Gobierno vasco ha vuelto a activar el aviso amarillo por riesgo marítimo-costero con impacto en la costa, el mismo que se había establecido esta semana. El viento irá cogiendo tal fuerza que se esperan olas de escándalo e intensas rachas de viento. Tierra adentro, la sensación de frío será eso, una sensación, porque no habrá cambios sustanciales en las temperaturas, salvo en la alta montaña, donde habrá heladas débiles. El lunes será una jornada muy similar, si bien será más difícil ver desde la distancia las montañas con las características manchas blancas indicativas de que hay algunas zonas nevadas porque la cota subirá hasta los 1.300 metros.