La directora vasca de Tráfico pide un estudio riguroso de las carreteras antes de reducir la velocidad

En España hay 905 radares entre fjos y móviles./Agencias
En España hay 905 radares entre fjos y móviles. / Agencias

Díaz de Corcuera responde a la propuesta de Pere Navarro y alerta de que «no todas las vías son iguales»

EL CORREO BILBAO

En Euskadi no vale el café para todos. Así lo ha dicho este jueves la directora de Tráfico del Gobierno vasco, Sonia Díaz de Corcuera. Con esta expresión respondía a la propuesta de Pere Navarro, el máximo responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), que la semana pasada defendía la necesidad de reducir la velocidad máxima permitida en las carreteras convencionales tras dar a conocer los datos de accidentes en julio y agosto de este año.

Según las estadísticas, hubo 34 fallecidos más que en 2017 y la mayoría de los siniestros tuvieron lugar en carreteras convencionales, que suman 150.000 kilómetros. El 37% fueron salidas de vía, y la mitad de ellos, por exceso de velocidad, según detalló Navarro. «Es la asignatura pendiente de la seguridad vial», comentó.

Por ello, defendió que era necesario estudiar cómo se circula en estas vías y reducir la velocidad máxima permitida. El debate está abierto y hace cuatro años que la DGT estudia este asunto, que debería incluirse en el Reglamento General de Circulación y cuyo borrador ha sido rechazado en varias ocasiones por el Consejo de Estado.

«Huir de los grandes titulares»

Este jueves, Díaz de Corcuera apostó en declaraciones a 'Onda Vasca' por hacer un estudio riguroso porque «todas las vías no son iguales» y, por tanto, no puede aplicarse la misma medida en todas. La responsable vasca coincide con Navarro en el papel que juega la velocidad en los siniestros, pero pide «huir de los grandes titulares» y meterse en faena para no tomar medidas «de manera uniforme».

En el caso de Euskadi, Díaz de Corcuera aduce que la siniestralidad «es relativamente baja». En lo que va de 2018 ha habido 30 fallecidos en accidente de tráfico. De ellos 7 de cada diez se han producido en carreteras secundarias y la mayor parte, por salidas de calzada. Sin embargo, el estado de las vías vascas es «bueno» gracias a las inversiones que realizan las Diputaciones, zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos