Tres menores detenidos por violar a una compañera de clase de 15 años en Alicante

Tres menores detenidos por violar a una compañera de clase de 15 años en Alicante

La joven reveló en una charla sobre abusos en el instituto haber sufrido la agresión | La Guardia Civil espera apresar a otro sospechoso

CONCHA PASTORDénia

Tres menores de entre 15 y 16 años de origen marroquí están a disposición de la Fiscalía de Menores de Alicante tras ser detenidos por la Guardia Civil por su supuesta implicación en una agresión sexual múltiple a una joven de 15 años ocurrida en un municipio del interior de la Marina Alta (Alicante).

Los hechos tuvieron lugar a mediados de julio del pasado año y alrededor de las 18:30 horas, cuando la víctima y una amiga se encontraron con los cuatro menores compañeros del instituto y estuvieron un rato charlando. Transcurrido un tiempo, la amiga de la víctima se despidió de todos y se fue a casa, por lo que su compañera se quedó a solas con los chicos. Según la investigación, a los pocos minutos, los cuatro jóvenes la llevaron a una zona apartada en el término municipal, cercana al cementerio de la población. Allí presuntamente se produjo la agresión sexual múltiple y los tocamientos a la menor.

Además, durante los supuestos abusos, uno de los cuatro jóvenes grabó la escena con el fin de amenazarla posteriormente con difundir las imágenes si ella no le pagaba 50 euros, una cantidad que dos meses después, ya en septiembre, rebajó a 15 euros. La chica hizo frente a estas amenazas con su reiterada negativa a desembolsar dinero.

Uno de los agresores amenazó a la víctima con difundir un vídeo sexual si no le pagaba 50 euros

A pesar del trágico suceso que vivió, la joven decidió no contar nada a sus padres aunque, según fuentes de la investigación, tras la vuelta de vacaciones, tanto sus progenitores como su entorno escolar notaron que el carácter de la chica había cambiado pues se mostraba mucho más retraída de lo habitual. Incluso en una ocasión, profesores del instituto en el que estudia comprobaron que la joven acudía al centro pero se escondía y no asistía a las clases.

«Yo he sufrido eso»

Hace unas semanas, uno de sus profesores, al ver el extraño comportamiento de la joven, le preguntó si le sucedía algo. En ese momento, y tras siete meses de angustia, contó cómo en julio un joven del centro la había grabado en vídeo con un móvil y la extorsionaba con mostrarlo si no le pagaba 15 euros. Aunque nunca reveló el contenido de las imágenes ni que había sufrido abusos. Fue entonces cuando se pidió explicaciones al menor, quien en un principio negó que hubiese grabado el vídeo aunque después dijo que lo había borrado. Ante esto, desde el centro de Secundaria se dio por zanjado el tema, ya que la víctima no comentó nada sobre los presuntos abusos sexuales, pues su principal temor era la difusión de las imágenes.

Ya a finales de febrero de este año, y durante una charla sobre abusos y violencia de género que tuvo lugar en el centro escolar, la víctima reunió las fuerzas suficientes y dijo: «Yo he sufrido eso». Confesó que había sido violada por tres menores, mientras que un cuarto se dedicó a realizarle tocamientos en sus partes íntimas. Ante estas palabras, que dejaron atónitos al resto de alumnos y profesor, los responsables del centro y las amigas le prestaron la ayuda para que denunciase los terribles hechos ante el cuartel de la Guardia Civil.

Desde el 1 de marzo, el equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil, con base en Xàbia, ha llevado a cabo la investigación del caso. Por ahora se ha detenido a tres de los acusados, que prestarán declaración esta semana. Se está a la espera de la llegada en breve del cuarto implicado en este lamentable suceso, ya que, según ha podido saber LAS PROVINCIAS, a finales del pasado año se desplazó a Francia con sus padres ya que trabajan en el país galo.

En una primera declaración ante los agentes de la Benemérita, los tres detenidos se culpaban unos a otros y aseguraban que no se trataba de una violación ya que contaban con el consentimiento de la víctima, circunstancia que ha sido totalmente rechazada por la menor, que ha relatado que en ningún momento hubo consentimiento.

Tras conocer el suceso, la vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, apuntó que la víctima «quizá no se atrevió a denunciar en el momento en que sucedió la agresión si no sintió el apoyo de la sociedad o de las instituciones públicas. Probablemente la denuncia se produce porque cada vez más las mujeres y las adolescentes se sienten con más fuerza para denunciar».

Oltra apuntó que la Generalitat Valenciana está poniendo las bases para que cualquier mujer que sufra una agresión sexual sepa que debe denunciar a los agresores. La vicepresidenta indicó que, al tratarse de menores de edad, «han de entrar en un proyecto de reeducación y ser conscientes de que la sociedad no tolera estas cosas».

La denuncia fue interpuesta el pasado 1 de marzo sobre unos hechos sucedidos en julio de 2018, han explicado fuentes de la Guardia Civil, que han declinado de momento facilitar más datos de este caso a requerimiento de la Fiscalía de Menores. El instituto armado ha llevado a cabo la investigación de este asunto y, según han señalado otras fuentes cercanas al caso, tres de los cuatro menores fueron detenidos y, junto al cuarto, puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.

Todos ellos son menores, al igual que la víctima de la agresión sexual, han dicho fuentes de la Guardia Civil.