Aumentan un 7% los delitos cometidos en Euskadi en el primer semestre

Ertzainas custodian el Parque Etxebarria de Bilbao, donde se cometió una violación múltiple el pasado día 1./Luis Tejido
Ertzainas custodian el Parque Etxebarria de Bilbao, donde se cometió una violación múltiple el pasado día 1. / Luis Tejido

La Ertzaintza ha contabilizado de enero a junio 44.814 infracciones penales, si bien se han reducido un 18% los casos de abusos contra la libertad sexual

I. UGALDE

Los delitos cometidos en Euskadi durante los seis primeros meses del 2019 han crecido un 6,76% respecto al mismo periodo del año anterior, al llegar a las 44.814 infracciones penales. Estas cifras se refieren a los casos conocidos por la Ertzaintza entre enero y junio, que dan como resultado una tasa de 20,38 delitos por cada mil habitantes. A ellas habría que añadir las pesquisas realizadas por las distintas policías locales para establecer una estadística completa.

Los que mayor incremento han experimentado han sido los homicidios o asesinatos consumados (7 en total, con un 40% de incremento) y los malos tratos en el ámbito familiar (800), con un aumento del 34,68%. Por el contrario, el mayor descenso se ha producido en los robos con fuerza en empresas (283) con una bajada algo superior al 27%.

En lo relativo a los delitos contra la libertad sexual, se ha registrado un descenso del 17,8% en los seis primeros meses del año. Durante ese periodo, la Ertzaintza ha tenido conocimiento de 71 agresiones de este tipo, 6,6% menos que hace un año, y de otras infracciones contra la libertad sexual (178), lo que supone una caída del 21,6%.

Los datos confirman la tesis de la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que el pasado lunes avanzó que en la primera mitad del año se había registrado un descenso en el número de agresiones sexuales, en comparación con el mismo periodo de 2018. Eso sí, destacó la «mayor concienciación ciudadana para denunciar y no tolerar el mínimo abuso por agresión sexista», al tiempo que mostró su total repulsa por ataques como la violación múltiple que sufrió el pasado 1 de agosto una joven en el Parque Etxebarria de Bilbao.

En cuanto a los delitos más comunes contablizados hasta junio, el mayor número de hechos delictivos han sido los hurtos (14.430), que han crecido por encima del 10% y las estafas (7.424), lo que supone casi un 14% más. Este aumento general de la delincuencia en el País Vasco en 2019 se ha observados en los tres territorios históricos, pero especialmente en Gipuzkoa, con un alza del 7,9%, seguida de Bizkaia (6,7%) y de Álava, con un repunte de casi el 5%.

En Gipuzkoa, la Policía autonómica ha registrado 11.881 delitos, con un incremento del 60% en la sustracción de vehículos y del 22% en los robos con fuerza en comercios y otros espacios cerrados. En Bizkaia, los delitos contabilizados entre enero y junio por la Ertzaintza han sido 26.601, el 6,7 % más que en 2018. Destaca el crecimiento del 56% de los malos tratos en el ámbito familiar (457) y de casi el 85% en los casos de tentativa de asesinato (13), mientras que han caído un 44% los robos con fuerza en empresas.

En Álava, por su parte, el número de delitos conocidos por la Policía vasca han sido 6.332, el 4,9% más que en el mismo periodo del 2018, con una fuerte subida en el tráfico de drogas (154%) al llegar a los 567 delitos contra la salud pública. También han aumentado de manera importante (57,5%) los robos en dependencias anexas a las viviendas, como trasteros. En este territorio se ha dado asimismo un relevante descenso de los episodios de abusos contra la libertad sexual, de casi el 55%, al quedarse en 5 agresiones (-58%) y en 27 casos encuadrados en otras infracciones (-54%).

Los casos más graves

Respecto a los delitos más graves, se han contabilizados 4 asesinatos en Gipuzkoa, 2 en Bizkaia y 1 en Álava, lo que constituye un preocupante incremento del 40% si se tienen en cuenta los datos del primer semestre del ejercicio anterior. Por capitales, donde más ha subido la delincuencia ha sido en Vitoria, un 7,23 %, con una tasa de 17,3 hechos por cada mil habitantes. En total se han registrado 4.315 delitos, con fuertes subidas en el tráfico de drogas (113 %) y del 53% de los malos tratos en el ámbito familiar.

En Bilbao se han registrado 10.371 delitos, un 5,7% más, lo que arroja una tasa de casi 30 por cada mil habitantes. Han crecido también mucho los malos tratos (65%), al tiempo que han disminuido los delitos contra la libertad sexual un 26%.

San Sebastián ha registrado 2.736 delitos, un 5% más, cuyo dato supone una tasa de delincuencia del 14,6, la más baja de las tres capitales vascas. Presenta diferencias respecto de Bilbao y Vitoria por ejemplo en los delitos contra la libertad sexual que crecen un 14%, hasta los 32, entre ellos las 9 agresiones, que constituyen un 50% más que en la primera mitad de 2018.

También a diferencia de las otras dos capitales, en la guipuzcoana se ha observado un descenso del 35% en los malos tratos en el ámbito familiar, aunque los casos de malos tratos habituales han aumentado un 30% frente a los descensos del 0,6% y del 18% experimentados en Vitoria y Bilbao, respectivamente.