Osakidetza anuncia la convocatoria de una nueva OPE con un millar de plazas

El consejero de Salud, Jon Darpón, ayer en el Parlamento vasco. /Josu Chavarri
El consejero de Salud, Jon Darpón, ayer en el Parlamento vasco. / Josu Chavarri

Jon Darpón adelanta que los exámenes serán en 2020 durante su comparecencia en el Parlamento para explicar el plan presupuestario de su consejería

María José Carrero
MARÍA JOSÉ CARRERO

Nueva oferta pública de empleo (OPE) en Osakidetza. Cuando aún está sin culminar la megaoposición realizada en el segundo trimestre de este año, para cubrir 3.335 puestos, el consejero de Salud, Jon Darpón, informó ayer de que la segunda oferta laboral ya anunciada para esta legislatura se aprobará el próximo ejercicio. Con 1.080 plazas, los exámenes se realizarán en 2020. Darpón dio a conocer esta decisión en la comisión de Salud, a la que acudió a presentar su proyecto de presupuestos para 2019.

La noticia llega cuando la polémica por la filtración de exámenes de algunas especialidades médicas aún no se ha cerrado. Ante la denuncia de algunos médicos y de los sindicatos, Osakidetza abrió una investigación interna y concluyó que los resultados de las oposiciones de Anestesia, Cardiología y Angiología y Cirugía Vascular no eran coherentes y, en consecuencia, los anuló. En un principio, la dirección del Servicio Vasco de Salud quería repetir los ejercicios a final de este año. Sin embargo, el lunes informó a las centrales sindicales que no va a ser posible por «falta de tiempo» para preparar la nueva convocatoria. Así que quedan aplazados a 2019. Estas pruebas y las de la OPE de 2020 se realizarán con un nuevo sistema que pretende impedir que se repita el fraude. El nuevo modelo de prueba se dará a conocer el próximo lunes.

1.730 euros por habitante

Pero el grueso de la comparecencia del consejero y su equipo en la Cámara de Vitoria fue explicar su plan económico para el próximo ejercicio. De nuevo, el dinero que el Gobierno vasco destina a la sanidad pública se lleva un tercio del presupuesto de la comunidad autónoma. Son 3.800 millones. Esta ingente cantidad de dinero supone un aumento del 3,3% respecto a este año. Si se divide entre los ciudadanos, resulta una inversión per cápita de 1.730 euros, 57 más que ahora.

Osakidetza, la empresa pública encargada de gestionar el sistema sanitario, representa como es lógico la mayor cantidad: 2.875 millones. De esta cantidad, el 67,5% se dedica a personal. Esta partida crece un 4,2%, es decir, casi un punto más de lo que aumenta el presupuesto. En este apartado, se reservan 15,8 millones para pagar el plus de desarrollo de la carrera profesional a 7.000 empleados a partir de enero.

Los casi 1.000 millones restantes permitirán al Departamento de Salud financiar las recetas, que suponen 522,8 millones, o las ayudas por valor de 7,4 millones para el copago de las medicinas de colectivos en situación de fragilidad social.

El proyecto 'estrella' del presupuesto es la puesta en marcha del Plan Oncológico 2018-2023, del que Darpón ofreció algunas pinceladas. Entre las ideas más novedosas figura «concentrar intervenciones de alta complejidad y baja prevalencia» en determinados hospitales. Esto supone que no todos los centros van a operar de todo, sino que el objetivo es la especialización. Se trata de «reunir toda la experiencia en un centro para poder evaluar los resultados obtenidos». Y es que, a mayor número de casos, mayor pericia.

LOS GRANDES NÚMEROS

3.800
millones de euros gastará Euskadi en la Sanidad pública en 2019.
2.875
millones van a parar a Osakidetza. El 67,5% se dedica a personal. Los casi 1.000 restantes los gestiona el Departamento de Salud para financiar las recetas (522,8 millones), la investigación o la adquisición de vacunas.

PLAN ONCOLÓGICO

Especialidades por hospitales
Se quieren concentrar tratamientos complejos y de baja prevalencia para mejorar los resultados

En 2019 el Instituto Oncológico de San Sebastián, propiedad de la Fundación Kutxa, será un centro vinculado a Osakidetza. Para ello se reservan 25 millones. En cuanto a fármacos contra el cáncer, el gasto será de 107,8 millones, 14,4 más que los de este año. El aumento es consecuencia de la introducción de los nuevos medicamentos que se utilizan, sobre todo, en pacientes en estadios avanzados de la enfermedad o con metástasis.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos