Las mascotas de...

«No confiamos en la gente a la que no le gustan los animales»

Koala y Naty, con Nanouk, en una zona verde cercana a su casa./MANU CECILIO
Koala y Naty, con Nanouk, en una zona verde cercana a su casa. / MANU CECILIO
Koala Rabioso y Naty Penadas

Koala Rabioso (o, lo que es lo mismo, Alba Vidal) es creadora de contenidos audiovisuales. Naty, guitarrista y cantante del grupo Penadas por la Ley. Ambas crecieron con animales en casa. «Mi perro Guillermo me acompañaba al colegio y me iba a buscar. Mi abuelo solía ponerles nombres así: Esteban, Jorge...», evoca Naty

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Para explicar cómo llegó Drako a sus vidas, Naty Penadas recurre a un chiste muy conocido: «¿Qué hacen dos lesbianas en la segunda cita? -pregunta-. ¡Irse a vivir juntas y adoptar un gato!». Pero, en realidad, la historia da más rodeos que el tópico. Cuando la pareja empezó a convivir, ya había un tercer miembro de la familia: se trataba de Txisme, el pastor belga de Koala Rabioso, un perrazo «inteligente y sensible» del que todavía le duele hablar. Convencidas de que «siempre hace falta un gato», recurrieron a internet para localizar uno: «Busqué si alguien tenía una camada indeseada. Estaban todos los gatitos activos menos uno, apartado de los demás, y dije: 'Quiero el rarito'», relata Koala. Cuando llevaron a casa aquella «bolita superpequeña», lo primero que hizo fue acercarse a la comida de Txisme, excavar un agujerito y, en fin, hacer pis allí.

Txisme, muy popular gracias a los vídeos de Koala en YouTube, falleció en enero del año pasado. Se trató de una muerte inesperada y devastadora, ya que una enfermedad se lo llevó en unos pocos días. Y fueron, precisamente, unos seguidores de su canal quienes le ofrecieron al cabo de unos meses una cachorrita de malamute, Nanouk. «Con Drako no hubo ningún problema, porque está acostumbrado a los perros y le gustan. Yo creo que él piensa que es un perro», se ríe Koala, que describe así el carácter del gato: «Es el puto amo. Es un divo, superelegante, cazador. A veces pienso que somos vegetarianas para compensar todo lo que mata. Y lo hace por placer: ¡ha extinguido todas las lagartijas del barrio! Si quiere, es muy cariñoso, pero te deja muy claro cuándo se cansa de que lo toques». También adora la limpieza («si le echas lejía a algo, se frota»), exige puntualidad germánica («tiene que comer a sus horas») y entra y sale de casa a su aire, aprovechando que sus humanas viven en el perímetro de Bilbao, ahí donde la ciudad se disuelve en el monte. Incluso disfruta de unos dominios particulares y libres de perros, una parcela vallada donde van a levantar viviendas: «Seguro que cuando construyan se meterá en casa ajena», pronostica Naty.

'Outfit' de verano

¿Y qué hay de Nanouk? «Es aún un cachorro loco, pero desde que tenía mes y medio ya se le notaba que es muy dominante y tozuda, la loba alfa de la manada. Eso sí, en casa es superamor. Y también muy vaga: si puede ahorrarse correr, se lo ahorra. Corre en círculos pequeños. Le encanta jugar con otros perros, pero en modo estático», va retratándola Koala. «Es muy torpe, excepto en la nieve, claro», añade Naty. La apariencia actual de la perra es «su 'outfit' de verano», porque la familia ya ha experimentado el espeluznante fenómeno conocido como la muda del malamute, que deposita una espesa capa de pelo sobre suelos, sofás y seres humanos.

Drako y Nanouk

Raza
Drako es un gato común europeo. Nanouk, una joven malamute de Alaska.
Edad
Drako tiene 6 años. Nanouk ha cumplido 1 año el 30 de junio.
Peso
7,2 kilos Drako y 27,7 Nanouk.

La afable Nanouk se ha vuelto muy popular entre los niños del barrio, que hacen cola para rascarle la tripa, pero también es una personalidad en internet, una 'influencer' canina que se acerca a los diez mil 'followers' en Instagram. Incluso protagoniza un calendario, a la venta en la tienda online de Koala Rabioso. «Por las noches -comenta Naty-, nos pasamos horas viendo imágenes de animales: una cuenta de un santuario de canguros, otra de un santuario de cabras... Miras las fotos y te duermes relajada. Yo creo que los animales te hacen ser mejor persona». Y Koala completa la idea: «La verdad es que no confiamos en la gente a la que no le gustan los animales de cuatro patas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos