La Comunidad de Madrid prohibirá los móviles en los colegios públicos

Actualmente la mayoría de los centros prohíben el uso de teléfonos en las aulas aunque no existe normativa general al respecto

EUROPA PRESSMadrid

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha dado a conocer los planes del Gobierno regional de prohibir el uso de teléfonos móviles en los centros educativos sostenidos con fondos públicos «siempre que no se utilicen con fines educativos».

Preguntado al respecto en una entrevista con Europa Press, Ossorio ha explicado que la prohibición de los teléfonos móviles en los centros es una de las 155 medidas del acuerdo entre PP y Ciudadanos, pero ha aclarado que «esa prohibición debe ser siempre que no se utilice con fines educativos».

Actualmente la mayoría de los centros prohíben el uso de teléfonos móviles en las aulas aunque no existe normativa general al respecto, pero el acuerdo con Ciudadanos habla de prohibir los teléfonos móviles en horario lectivo en todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos.

En cuanto a la controversia sobre el uso de tabletas en las clases, ha afirmado que «es un debate muy bonito e interesante». «Estamos en un mundo donde la tecnología nos invade, pero yo creo que la tecnología es muy buena y sirve para muchísimas cosas y para muchísimas cosas buenas», ha aseverado.

A su juicio, no solo «no hay una confrontación entre la tecnología y el conocimiento, las humanidades o la cultura», sino que además «la tecnología también se puede utilizar para profundizar en las humanidades, en la cultura o en el arte».

«No creo que solo se deba estudiar en los libros y a lo mejor mi casa está absolutamente repleta de libros pero también utilizo las nuevas tecnologías en materias culturales, así que yo creo que hay que tener una posición razonable sobre todo esto, no hay que tener posiciones extremas», ha zanjado.

Cámaras en las aulas

Por otro lado, Ossorio ha rechazado la instalación de cámaras en las aulas salvo «cuando se piense que va a suceder un delito», y ha apuntado que «quizás se interpretó mal lo que estaba diciendo la Fiscalía General del Estado» en este sentido.

«Yo creo que lo que estaban planteando es el problema de obtener pruebas en determinados tipos de delito, más que decir que se coloquen cámaras en todas las aulas; desde luego que a mí no me parece correcto que se coloquen cámaras en todas las aulas», ha comentado.

Ossorio ha explicado que «ya hay cámaras en los colegios, en algunas zonas comunes, por decisión que adoptan los propios centros, decisiones que siempre se adoptan respetando todas las normas de intimidad».

A su juicio, es «aceptable» la instalación de cámaras solo «cuando se piense que va a suceder un delito, en centros donde frecuentemente hay muchas destrucciones o sustracciones del material del colegio», así como ante sospechas de abusos sexuales, «con todas las garantías jurídicas».

Respecto al uso de cámaras con reconocimiento facial para combatir el absentismo escolar, ha dicho que «utilizar lo medios para conseguir fines buenos como es que no haya gente que no vaya a las clases está bien, pero desde luego no se puede quebrar la intimidad o el respeto a los derechos de las personas».

Ossorio ha precisado que el plan de ciberprotección que recoge el programa electoral del PP pretende evitar que por medios tecnológicos se puedan producir acosos o hackeos de información de los colegios y de los alumnos.

La Consejería está viendo estas y otras medidas del programa electoral de Isabel Díaz Ayuso y del acuerdo con Ciudadanos, pero todavía no tiene plazos, excepto para la tercera hora de educación física en los colegios, que se aplicará a partir del inicio del próximo curso escolar.