La comisión que modificará el Código Penal rechaza las prisas del Gobierno

La comisión que modificará el Código Penal rechaza las prisas del Gobierno

«Llevará el tiempo que lleve», avisa el presidente de la sección que estudiará endurecer las penas por delitos sexuales tras el caso de La Manada

ÁLVARO SOTOMadrid

La Sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación, encargada de estudiar la reforma del Código Penal para los delitos de abuso sexual o violación, echó a andar este jueves. Una reunión corta, de apenas hora y media, sirvió para que se hiciera visible el encargo que ha realizado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, a los expertos: analizar si la tipificación de los delitos sexuales debe ser modificada tras la polémica por la sentencia en el caso de La Manada.

Los esfuerzos de este grupo de trabajo irán dirigidos a ver «en qué medida la normativa es correcta, respecto al derecho comparado y en su aplicación, y en qué medida puede mejorarse», afirmó tras el encuentro el presidente de este organismo, Esteban Mestre.

Durante la reunión se seleccionaron los temas de estudio y se repartieron entre los 28 juristas que forman la comisión. Mestre detalló que cada miembro preparará un trabajo del que dará cuenta a los demás a través del correo electrónico. Y no se dejarán llevar por las prisas, avisó el presidente, a pesar de que el Ministerio puso el 15 de junio como fecha límite para que el informe estuviera preparado. «Vamos a elaborar proyectos y eso llevará el tiempo que lleve», aseveró Mestre, que destacó el «buen ambiente» de la comisión y subrayó que todos los participantes en el encuentro «han colaborado» y «han presentado sus ideas».

Atrás parece quedar la polémica por la falta de paridad del grupo. En un primer momento, estaba compuesto por 20 miembros, todos ellos hombres, y la propia comisión reclamó al Ministerio de Justicia cambios en busca de la igualdad entre sexos. Después de la dimisión de algunos de sus integrantes y de la incoporación de otros, quince mujeres y trece hombres serán los encargados de analizar el Código Penal. Catedráticos y profesores universitarios, miembros del Consejo de Estado, abogados penalistas y fiscales, entre otros profesionales, componen el organismo.

«Sabias y con sensibilidad»

Blanca Hernández, exdelegada del Gobierno para la Violencia de Género, también se felicitó por las modificaciones de la composición del grupo. A su juicio, las mujeres que se incorporan son «sabias y con sensibilidad» y «van a hacer un excelente trabajo».

Hernández, que actualmente ejecer como letrada en las Cortes Generales, hizo hincapié en que el trabajo del grupo no debe limitarse a reformar el Código Penal, sino que debe ayudar a cambiar la conciencia colectiva sobre los delitos sexuales. Para ello, puso un ejemplo gráfico. «Se sigue pensando que cuando las mujeres beben, la culpa es suya, y cuando el hombre bebe, es inocente, y eso hay que cambiarlo», declaró.

Otro de los integrantes de la comisión, el experto en Derecho Penal Enrique Gimbernat, asegura que a la vista de los hechos probados, los miembros de La Manada debían haber sido condenados por violación. Los jueces de la Audiencia de Navarra sentencieron a los cinco agresores a nueve años de cárcel al estimar que se produjo solamente un delito de abuso sexual y que no hubo violencia e intimidación.

La tipificación de los delitos contra la libertad sexual permanece inalterable en el Código Penal desde 1995 y antes de la sentencia de La Manada, el Gobierno de Mariano Rajoy no había mostrado ninguna señal de que fuera a modificarla. Pero la reacción social que produjo el caso, con miles de personas en las calles de España y las polémicas declaraciones del ministro de Justicia criticando la labor de los jueces del caso, hicieron cambiar de opinión a Rafael Catalá, que reclamó un cambio legislativo que acaba de dar sus primeros pasos.

 

Fotos

Vídeos