Cobran 142 euros a un hombre que aparcó su coche cuatro horas en el hospital de Oviedo

Una de las máquinas de aparcamiento del HUCA donde se hizo el pago./M. R.
Una de las máquinas de aparcamiento del HUCA donde se hizo el pago. / M. R.

Un madrileño denuncia este «timo» después de estacionar para acudir con su hijo al centro sanitario y espera recuperar el dinero tras el «error»

SUSANA NIERAOviedo

142,40 euros por estacionar su vehículo aparcamiento del Hospital Universitario Central de Asturias; a más de 35 euros la hora. Con este desproporcionado tique se encontró Pablo I. J., un madrileño de estancia vacacional en la localidad de Cabranes que acudió con su hijo al centro sanitario el sábado por la noche. Una factura que califica de «timo». De hecho, la empresa ha admitido ya que se trata de un error, por lo que espera recuperar pronto su dinero.

El afectado lamentó este domingo la «mala gestión, abandono del usuario» y «complot a ver si cuela» de lo que le ocurrió tras aparcar su vehículo a las 23.24 horas. La sorpresa llegó a la salida, a las 3.17 horas. «Metí el coche en el parking, me piré durante cuatro horas y cuando salí la máquina no me reconocía el tique», explicó, aún molesto por lo sucedido, a este diario. Así procedió a realizar una primera llamada al botón de información, donde un empleado de la compañía que gestiona el servicio, CP Plus Parking España S. L., le indicó los pasos para solucionar la incidencia. «En ese momento yo no me di cuenta del importe y cuando acabé de pagar, vi que eran 142,4 euros por menos de cuatro horas, una cantidad exagerada porque el máximo que marca la máquina es de 8,9 euros por veinticuatro horas», indicó.

Así comenzó el periplo para recuperar el dinero. El operario le explicó entonces que podía poner una reclamación y le facilitó el teléfono de un responsable. Este reconoció «que fue un error pero que lo tienen que solucionar desde Londres». También se puso en contacto con el banco, aunque al estar formalizado el pago no logró anular la operación, y «hasta llamé a la Policía para decir que me habían timado pero me dijeron al no ser un tema penal no podían hacer nada».

Este lunes, según explicó, ya vuelve a su destino y desde allí presentará formalmente las reclamaciones en Consumo. Espera recuperar pronto la cantidad. Asegura que hizo público su caso ante el temor de que «esto esté ocurriendo a más gente». «Algún político, director general o gestor puede poner coto al desmán de esta empresa y mandarla a tomar vientos y respetar a los usuarios. O es que me han visto cara de que vengo de Madrid y están promocionando la tierrina», ironizó.