SpaceX ficha su primer turista lunar

Un cohete de la compañía SpaceX. / Foto: Reuters | Vídeo: Europa Press

La compañía de Elon Musk desvelará su nombre el próximo lunes

COLPISA / AFPWashington

SpaceX tiene pasajero para el primer viaje a la órbita lunar desde la misión Apolo 17 de la NASA, realizada en 1972. El nombre no será develado hasta el lunes, pero la empresa adelantó este jueves en la red Twitter que había llegado a un acuerdo con el futuro primer turista, quien viajará a bordo del nuevo cohete con el cual espera transportar en el futuro personas hasta Marte.

«SpaceX ha firmado (contrato) con el primer pasajero privado para volar alrededor de la Luna a bordo de nuestro vehículo BFR», el Big Falcon Rocket, nombre del cohete reutilizable diseñado para viajes en el espacio lejano. «Un paso importante hacia el acceso de personas comunes que sueñan con viajar al espacio», subrayó.

El anuncio supone un cambio en relación a los planes anunciados a principios de 2017, cuando SpaceX anunció que dos pasajeros serían enviados a la Luna en 2018 a bordo de su cohete Falcon Heavy. El viaje nunca se realizó.

Sin vuelos tripulados a la Luna dede el 72

La empresa propiedad del caprichoso multimillonario Elon Musk señaló en su momento que los dos turistas lunares habían «pagado un importante anticipo» por esta misión alrededor de la Luna. El primer entrenamiento de los aprendices de astronautas estaba programado para comenzar en 2017, después de una evaluación de su condición física.

Desde aquella misión de la NASA en 1972, hace casi medio siglo, ninguna nave tripulada ha volado la órbita lunar. SpaceX tiene previsto realizar en 2019 un viaje tripulado con astronautas de la agencia espacial estadounidense NASA a la Estación Espacial Internacional. El primer vuelo tripulado de la Crew Dragon, la cápsula tipo Soyuz conectada a un cohete, en construcción, será realizará luego de uno de prueba en noviembre sin tripulación para recibir el aval de NASA.

El objetivo del BFR es tener un único cohete propulsor y una nave espacial que reemplace tres proyectos emblemáticos de SpaceX: el Falcon 9 que propulsa a la cápsula Dragon para abastecer a la Estación Espacial Internacional, la propia cápsula y el Falcon Heavy. Musk se ha referido, en broma o no, al BFR como Big Fucking Rocket (Un 'Jodido Gran Cohete', en lenguaje popular).

El multimillonario había dicho también que aspira a que el BFR sea un vehículo de transporte aéreo en el planeta, para llegar de un lugar a otro en máximo una hora a un costo similar al de una tarifa económica de avión. El cohete mediría 106 metros de alto, con un empuje de 10,8 millones de libras (casi 4,9 millones de kilos). De ser así, sería el cohete más poderoso jamás construido, por encima del Saturn V (7,9 millones de libras), que transportó a astronautas a la Luna en la década de 1970.

La empresa había informado que la primera prueba podría realizarse a inicios de 2019 y las pruebas orbitales en 2020. Se estima que los primeros equipos llegarían a Marte en 2022. SpaceX entró en la historia en 2010 al convertirse en la primera empresa privada en poner su propia nave espacial en órbita y lograr recuperarla.

En 2012, SpaceX volvió a romper las barreras al enviar su nave de carga Dragon a la Estación Espacial Internacional (ISS) y ese mismo año comenzó a hacer misiones regulares para enviar suministros a astronautas que viven allí, como parte de un contrato por 1.600 millones de dólares con la NASA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos