Un asteroide explota sobre Botswana horas después de ser detectado

Tenía unos dos metros de diámetro, por lo que era lo suficientemente pequeño como para desintegrarse en la atmósfera

EUROPA PRESS

Los astrónomos del Catalina Sky Survey, un programa de detección de asteroides y cometas potencialmente peligrosos con base en Tucson (Arizona), descubrieron el sábado un pequeño asteroide (2018 LA) cerca de la órbita de la Luna. Tenía unos dos metros de diámetro, por lo que era lo suficientemente pequeño como para desintegrarse en la atmósfera.

Los científicos mandaron la información al Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena (California), donde se concluyó que existía una alta probabilidad de que el asteroide estuviera en trayectoria de impacto. Se enviaron alertas automáticas a la comunidad de observadores de asteroides para obtener más observaciones y a la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria en la sede de la NASA, en Washington. Sin embargo, dado que se había determinado que la roca era muy pequeña y, por lo tanto, inofensiva, no se emitieron alertas de impacto.

Horas después, 2018 LA chocó contra nuestro planeta. Entró en la atmósfera viajando a una velocidad de 17 kilómetros por segundo y una bola de fuego explotó sobre Botswana a las 18.44 horas locales, con la buena fortuna de que una cámara de vídeo de una granja de Sudáfrica captó la explosión. En Sudáfrica, un detector de infrasonidos del sistema internacional de monitorización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares detectó las ondas de la explosión. «Estuvo en el rango de entre 0,3 y 0,5 kilotones de TNT. Eso corresponde a un asteroide de 2 metros de diámetro», confirmó Peter Brown, experto en meteoritos de la Universidad de Ontario Occidental.

«Este objeto era mucho más pequeño que los que tenemos la tarea de detectar y advertir», ha dicho Lindley Johnson, director de Defensa Planetaria de la NASA. «Sin embargo, este suceso del mundo real nos permite probar nuestras capacidades y da cierta confianza de que nuestros modelos de predicción de impacto son adecuados para responder al potencial choque de un objeto más grande».

 

Fotos

Vídeos